Concepto de fecha

La palabra fecha se tomó del latín “facta” que puede traducirse como “hecha” ya que es el participio pasivo de “facere” verbo que significa “hacer”.

El vocablo fecha, se refiere al tiempo cronológico, y determina o especifica el día exacto del mes del que se trata, indicando su número dentro del mes del año correspondiente. El año en el calendario gregoriano tiene 365 días, que se dividen en 12 meses, de 30 o 31 días cada uno, salvo el mes de febrero que tiene 28 días, o 29 si el año es bisiesto. Los meses se organizan en semanas, y las semanas en días, contados del lunes al domingo, totalizando siete días en cada semana. las fechas constan en los calendarios.

Determinar el día preciso de un acontecimiento puede ser muy relevante en documentos públicos o privados, ya que en virtud de ellas pueden establecerse pagos de obligaciones; por ejemplo, si en un Pagaré colocamos que pagaremos determinada suma a partir de la fecha, ésta debe constar en el documento para poder realizar el cálculo de la fecha del vencimiento, o si se establece un pago en cuotas se debe señalar la fecha en que vence cada una de ellas, para que, de no abonarse, pueda correr la mora a partir de ellas. En ocasiones, a la fecha, se la precisa aún más, agregando la hora.

Las fechas se colocan en las cartas, y otros documentos, para saber cuándo fueron redactadas, lo que puede resultar sumamente importante a los fines probatorios: “La carta que recibí de mi amigo está fechada luego de su muerte, por lo cual es imposible que él la pudiera haber escrito” o “Encontramos dos testamentos realizados por el occiso, pero el que vale es el de fecha posterior”.

En Derecho se usa la expresión “fecha cierta” para aquella que goza de la presunción de ser verdadera. Esto ocurre, por ejemplo, cuando existe un funcionario público, como un notario, que lo certifica.

A nivel social las fechas también cumplen un importante rol, para fijar, por ejemplo, las fechas de nacimiento y de cumpleaños, que servirán para calcular la edad; las fechas de aniversarios, de festividades patrias y religiosas, etcétera: “Me invitaron a un cumpleaños, pero el muy distraído se olvidó de colocar la fecha en la tarjeta, así no podrá asistir nadie a su fiesta”, “La fecha de la boda se ha fijado para el 20 de noviembre de este año” o “la fecha del nacimiento de mi hijo coincidió con la de mi cumpleaños”.