Concepto de colonización

La palabra colonización significa el efecto de colonizar, palabra de origen latino, originada en el verbo “colere” que significa cultivar la tierra. En este sentido se refiere a las personas que se trasladan de un Estado a otro, o de una zona de su propio país a una diferente, para establecerse en ese lugar, y dedicarse al cultivo de la tierra. Esto ocurrió por ejemplo en Argentina, durante el gobierno de Justo José de Urquiza, donde se fomentó la inmigración de personas desde países europeos, a quienes se les asignaban tierras para que se instalaran allí, y las cultivaran.

En otro sentido, se habla de colonización, como resultado de establecer colonas como lugares dependientes de un centro geográfico o metrópoli, que se adjudica su dominio, y a las que deben responder esas colonias. Los fenicios colonizaron con fines comerciales; los griegos entre otros fines, colonizaron la zona del Mediterráneo para poder darles un lugar para vivir a los campesinos que no poseían tierras, siendo entonces en su mayoría colonias agrícolas en el primer sentido que mencionamos. Los romanos conquistadores, fundaron colonias fuera de su territorio originario, las que adquirieron por conquista y sometimiento de sus pobladores, conformando un inmenso Imperio que por su extensión debió dividirse en Oriente y Occidente. Las colonias eran todos los territorios que anexaron fuera de la península itálica, dando a sus pobladores la categoría de latinos coloniaris.

En el mismo sentido anterior, tras la conquista del Nuevo Mundo por parte de Europa, a partir del siglo XV, aquel se convirtió en colonia de grandes Estados, como España, Portugal, Holanda, Francia o Inglaterra.

La colonización europea de África ocurrió en el siglo XIX, como consecuencia de la necesidad de materias primas para la industria en expansión.