Concepto de comodidad

La palabra comodidad proviene en su etimología del latín “commoditas”, referido a aquello que posee la calidad de cómodo, del latín “commodus”, palabra compuesta, formada por “con” que indica unión y por “modus” en el sentido de “modo” y también en relación a la medida.

La comodidad alude a un conjunto de circunstancias que rodean a un ser vivo que hacen que su vida le resulte confortable y placentera, aunque no necesariamente lujosa, sino más bien en lo relativo a la posibilidad de un desplazamiento, descanso y/o desarrollo plenos. Ejemplos: “la planta está muy cómoda en la maceta ya que es lo suficientemente grande para su tamaño”, “el perro en mi hogar tiene todas las comodidades, una camita para él y un bonito jardín para pasear” o “mi casa no tiene cosas de valor y es muy sencilla, sin embargo sus habitaciones son tan amplias que resulta muy cómoda” “la habitación de mi amida tiene unos muebles muy ostentosos, pero son tan grandes que le quitan comodidad” o ¿Qué comodidades tiene el hotel?

Concepto de comodidad

La comodidad está asociada al relax, al esparcimiento y a minimizar esfuerzos, es por eso que la tecnología contribuye en mucho a lograrla: “mi vida es más cómoda desde que tengo acceso a Internet, ya que trabajo desde mi casa” o “es muy grande la comodidad que me aporta el lavaplatos, me ahorra tiempo y esfuerzo”.

Al ser una cualidad de aquello que alivia los esfuerzos quien vive disfrutando de ello se dice que tiene una vida con comodidades, incluyendo todo aquello que hace agradable la existencia (viajes, ropas, tarjetas de compra, tecnología, etcétera).

También es comodidad no realizar esfuerzos, por ejemplo: “no estudió porque era más cómodo copiarse del examen del compañero” o “la comodidad de una vida ociosa y sedentaria contribuyeron a acrecentar su obesidad y depresión”.