Concepto de cosmovisión

Significando cosmos de acuerdo a su etimología griega, el mundo o el universo, es la cosmovisión la particular visión del mundo (como realidad diferente de nuestro yo) que poseen las personas o grupos de personas de acuerdo a su formación personal y social.

A partir de ese punto de vista, las personas elaboran explicaciones de la realidad y asumen un comportamiento diferencial respecto a la misma. Esta interpretación de la realidad para constituirse en una cosmovisión debe ser efectuada de modo sistemático y no contradictorio. Cuando se usan métodos propios de las ciencias exactas, se denomina cosmovisión científica, pero puede haber cosmovisiones políticas, religiosas o filosóficas, que a su vez tienen efectos en todos los ámbitos de la vida, pues desde esa particular visión serán interpretados todos los fenómenos, para otorgarles sentido.

Las cosmovisiones antiguas, sobre todo la ateniense representada por filósofos como Aristóteles y Ptolomeo, concebida la Tierra como centro del universo, centraba la función del ser humano es conocer la realidad que lo rodeaba. El Renacimiento luego de un período oscurantista medieval (donde las tradiciones y estudios de griegos y romanos fueron dejados de lado, en una cosmovisión religiosa del mundo, y de un hombre cuyo destino en la Tierra era solo agradar a Dios, y vivir humildemente, para tener un descanso eterno en el paraíso), puso al hombre en el centro del universo, como protagonista de su historia.

El siglo XVIII trajo la concepción iluminista del mundo donde todo fue sometido a la crítica racional. Surgieron corrientes como el deísmo, que sin negar la existencia de un Dios creador negó las religiones; el nihilismo que no ve sentido en el universo, o el naturalismo ateo, donde la ciencia cumple el rol preponderante; o el panteísmo que enseña que la vida es una unidad cíclica identificada con lo divino.

Según sea la cosmovisión que se acepte, ese será el modelo de vida que adoptará el individuo. Si se privilegia la razón a la religión, o viceversa, así se verá el mundo, como un camino hacia el Creador, a través de la fe, o como una búsqueda racional de la explicación del universo. También pueden integrarse racionalmente varias cosmovisiones, ya que por ejemplo, razón y fe, pueden verse como términos integrados, y no antagónicos.