Concepto de grupo de pertenencia

Las personas pertenecen simultáneamente a diferentes grupos, por su vínculo de sangre (familia), por su proximidad territorial (vecindario), por edad (grupo de pares) por ideología (grupo religioso, político, deportivo) o por razones de trabajo.

Se denominan en Sociología grupos de pertenencia, aquellos en donde quienes los integran tienen un sentido de ser parte de ellos, se sienten integrantes activos, valorados por los otros miembros del grupo como integrándolo, conocedores de sus fines, y los medios para lograrlos, aunque a veces no se compartan. Integrar un grupo de pertenencia no depende a veces de nuestra voluntad sino de criterios de objetividad: parentesco, nivel patrimonial, grado de poder, etcétera. En otras se elige, por ejemplo pertenecer a un determinado partido político.

Si estos grupos son además modelos a seguir, son, aparte de grupos de pertenencia, grupos de referencia, que son los que la persona elige, aunque a veces esta identificación no existe. Por ejemplo, alguien pertenece a una familia, sabe que es miembro de ella, y el resto de los familiares también lo consideran tal; pero el modelo de familia que han constituido (su forma de dialogar, de establecer reglas, sus gustos, sus ideales) no son los que esta persona pretende para su vida, y toma como modelo, para identificarse y adoptar sus modos de constitución y funcionamiento, la familia de un amigo. Su familia es su grupo de pertenencia; la de su amigo, su grupo de referencia.

Otro ejemplo sería el de aquel que pertenece a una clase social baja, por su nivel de ingresos y le gustaría pertenecer a otra más elevada, cuyos valores y modo de vida pretende imitar. En algunos casos el grupo de pertenencia se puede cambiar para que coincida con el de referencia, por ejemplo, un grupo escolar, una ideología política o religiosa; pero en otros es más difícil, por ejemplo la familia o la clase social.