Concepto de grupos primarios

El concepto de grupos primarios pertenece al campo sociológico, y el primero en identificarlos fue el psicólogo y sociólogo estadounidense Charles Horton Cooley (1864-1929). El ser humano es social, y por ello conforma grupos con sus compañeros de especie, a partir del momento en que nace, siendo para Cooley en estos grupos primarios donde el individuo forma su mente social, tomado esas primeras relaciones que le dan apoyo emocional y contención, como modelo para las futuras.

Los primeros grupo que la persona integra son los grupos primarios, muchos de los cuales van a acompañarlo toda su vida, como ocurre con el grupo familiar, que es el principal grupo primario, que surge de modo involuntario por obra de la propia naturaleza o de instituciones legales que buscan imitarla, como la adopción. Otros grupos primarios importantes pueden incluir los amigos, hijos de conocidos de sus padres, o los del barrio, que son elegidos voluntariamente, y por ello pueden no resistir el paso del tiempo, por ejemplo por mudanza. Los amigos de la escuela o del club, que trascienden el vínculo formal y utilitario que se establece en las instituciones y se extiende a una relación más estrecha y duradera, también conforman grupos primarios.

Estos grupos están unidos de modo informal (las reglas y códigos los establecen los propios integrantes del grupo y pueden diferenciarse bastante de las de otros grupos primarios). Los lazos son desinteresados, naturales o espontáneos, y el vínculo que se genera, es esencialmente afectivo (hay cariño, peleas, rivalidades, alianzas, etcétera). Sus miembros son escasos y el contacto es directo; se conocen en cuanto a sus nombres, sus características, sus gustos y necesidades. Entre sus miembros hay intensas relaciones solidarias y a pesar de que su estructura formal es escasa, ejercen gran influencia en la formación ideológica y en las costumbres de sus integrantes. Si bien tienen fines, estos son múltiples y no uno específico.