Concepto de identificación

La identificación (unión del vocablo latino “identitas” = “identidad” y el verbo “facere” = “hacer”) alude a la acción y al efecto de identificar, o sea, recocer la identidad de algo o alguien, diferenciándolo de otro u otros.

La identificación puede referirse a una idea, cuando la conozco y la distingo de otras, por una parte; y por otra puedo identificarme con ella cuando la adopto como propia.

Identifico cosas cuando las reconozco, por ejemplo: “Paseando por mi antiguo barrio identifiqué la casa de mi mejor amiga donde pasé tan lindos momentos” o “En mi viaje a Grecia identifiqué lugares que conocía por fotos”.

Concepto de identificación

En relación a las personas, su identificación es una necesidad social, para que puedan reconocérseles y atribuírseles sus logros, y para que respondan por sus actos dañinos. Con ese fin cada Estado posee un registro público donde las personas físicas y jurídicas deben registrarse con un nombre y se les asigna un número de identificación, expidiéndose la documentación correspondiente, pasaporte, DNI, etcétera, que nos será requerido al hacer cualquier trámite. Este documento también recibe el nombre de identificación: “El policía me paró en la calle y me solicitó mi identificación”.

Las huellas digitales de una persona y su ADN son elementos que también se usan para identificarlas.

En algunos ámbitos selectos se provee a quienes ingresan de una tarjeta identificatoria que los autoriza a ingresar y permanecer en el lugar, que se coloca en un lugar visible, por ejemplo: “No te dejarán ingresar a las sesiones del congreso de ciencias si no posees la tarjeta de congresista”.

Los vehículos registrables como lanchas, automóviles o motocicletas, también son identificados con una chapa patente, para ser reconocidos, y hacer responsables a sus dueños, que poseen también un carnet identificatorio, por el pago de patentes, multas o accidentes.