Concepto de pecuniario

Con la palabra pecuniario se hace referencia a todo lo relacionado con el dinero en efectivo. Proviene en su etimología del latín “pecuniarius”. Este término a su vez proviene de “pecus” que era el ganado, cuya propiedad servía en la antigüedad romana como muestra de riqueza. Cuando aparece el dinero, éste reemplazó al ganado por su valor, en las transacciones comerciales.

En los juicios de la primera época, en el arcaico sistema de las acciones de la ley, se apostaba entre los litigantes, sobre el resultado del litigio, y esa apuesta era en ovejas o vacas, según fuera la importancia económica de la cuestión. Luego, las ovejas se reemplazaron por 10 ases cada una y las vacas por 100 ases (en total eran cinco vacas u ovejas).

En la actualidad todo lo que se refiere al dinero es pecuniario, por ejemplo la pena de multa es pecuniaria pues el castigo consiste en la entrega de cierta suma dineraria a favor del Estado. Siguiendo en el ámbito jurídico, cuando se acciona en sede civil se busca la reparación pecuniaria de la cuestión, si no se pueden volver las cosas a su estado anterior al conflicto, mientras en sede penal, como dijimos, la única pena pecuniaria es la multa, ya que la prisión y la reclusión importan privación de la libertad: “Por la parte pecuniaria demandaremos en sede civil”.

Son pecuniarios entre otros, el contenido del salario, los intereses de una deuda, la valuación de los bienes, el monto que se paga como contraprestación en una compra venta, el precio del alquiler, etcétera.