Concepto de peyorativo

La palabra peyorativo, proviene del verbo peyorar, cuya etimología nos remite al latín “peiorare” de “peius” (peor) con el significado de “empeorar”. Por lo tanto, peyorativo es la calificación negativa que se expresa sobre algo o alguien, que contribuye a empeorar el concepto que sobre él se tiene.

El empleo de palabras o frases peyorativas tiene en general un sentido discriminatorio, y son empleadas para rebajar al otro, humillarlo o descalificarlo. Puede estar dirigido hacia personas individuales, por ejemplo: “ese petiso pretende jugar al básquet” o hacia grupos: “los pobres e ignorantes no deberían participar en los comicios” o hacia culturas: “la cultura aborigen no existió, eran muy rudimentarios”.

Concepto de peyorativo

Cuando suceden revoluciones, o sea cambios culturales e ideológicos de importancia, suelen tratarse en forma despectiva o peyorativa los antiguos ideales, creencias y valores. Ejemplos: cuando sucedió el proceso independentista americano, las antiguas metrópolis, anteriormente poderosas, pasaron a ser nombradas en forma peyorativa, como es claro ejemplo, la letra del primitivo Himno Nacional Argentino, que llamaba a España “vil invasor”.

Algunas palabras han adquirido sentido peyorativo, producto de su valoración por parte de ciertos sectores sociales o políticos. Por ejemplo, la palabra secta, nacida para nombrar a grupos de individuos que se sentían unidos por algún pensamiento o sentimiento común, fue usada por Max Weber para referirse a lo contrario a la iglesia, y por extensión a todo grupo opositor a la religión de que se trate, que actúe dentro de ella. La iglesia comenzó a darle al término un sentido peyorativo, equivalente al de hereje. En el lenguaje vulgar se llaman sectas a los grupos religiosos, que realizan prácticas peligrosas o socialmente condenadas. Otro caso es melifluo, que en su origen tuvo el significado de “destilar miel” y acabó teniendo un significado peyorativo, aludiendo a quien, con palabras bonitas, consigue lo que desea para sus propios intereses.