Concepto de rabino

La palabra rabino es un término hebreo, integrado por רַבִּי “rabbí” con el significado de maestro, y la terminación “no” indicativo de “nuestro”. Es el de rabino un título honorífico, no extraído de fuentes bíblicas (El Antiguo Testamento no los menciona) y de respeto, dado a los conocedores de la ley mosaica, con capacidad de interpretar la Torá, y poder llegar a conocer la verdadera voluntad de Ds, siendo el que preside las sinagogas, lugar de culto del judaísmo.

Concepto de rabino

Es un cargo para el que se requiere grandes dotes intelectuales y morales, lo que lo convierte en un líder espiritual ejemplificador, siendo un ángel (mensajero) divino, fiel y temeroso de Él, con la misión además, de mantener unido a su pueblo en su fe y tradiciones, a pesar de su dispersión en la diáspora.

El rabino es la autoridad religiosa del pueblo judío, desde el año 70, cuando los romanos destruyeron el segundo templo de Jerusalén. Antes de ello con la palabra rabino, se designaba a todo aquel que ocupaba un cargo jerárquico o de superioridad.

Actualmente el ser rabino es una profesión que exige estudios que se realizan en los Seminarios Rabínicos. Incluye la sapiencia de las leyes ( el TaNaj o Biblia, la Mishná o compilación de las tradiciones orales, donde apareció por primera vez la alusión al Rabino, como maestro, en el siglo II; el Talmud que contiene las discusiones rabínicas y el Shulján Aruj o normas de conducta). Además un rabino debe saber el idioma hebreo, las costumbres ancestrales del pueblo judío, y el conocimiento y ejecución de ciertos rituales como el de la circuncisión. A diferencia de los sacerdotes católicos, a los rabinos se les recomienda casarse y formar familia.

Un Rabino interviene no solo en el culto colectivo, sino en muchos de los acontecimientos familiares, como por ejemplo, en la circuncisión del hijo varón, en el Bar Mitzvah, en los casamientos y en los entierros.