Concepto de Senado

La palabra senado proviene del latín Senatus, de “senex” con el significado de antiguo, anciano o viejo.

En la Monarquía romana, el Senado era un cuerpo colegiado de cien jefes de familia, creado por su primer rey, Rómulo, con función consultiva, aprobando las resoluciones tomadas por la Asamblea de Ciudadanos, y sus integrantes, los senadores que eran vitalicios, y elegidos por el rey, ejercían temporalmente el poder real en caso de fallecimiento del monarca, durante cinco días cada uno, comenzando con el más anciano hasta la designación del nuevo rey, por parte de la asamblea ciudadana, que votaba la propuesta dejada por el rey anterior. El número de senadores se duplicó con el rey Tarquino el Antiguo y ascendió a trescientos, con el rey Servio Tulio.

Concepto de Senado

Durante la República romana siguió el Senado creciendo en su número, hasta llegar a mil al fin del período, siendo nombrados y removidos por los censores. Su primer emperador, Augusto los redujo a seiscientos integrantes. Es en el período imperial donde las decisiones de los Senadores, llamadas senadoconsultos, adquirieron valor y obligatoriedad de ley, los que irán perdiendo importancia luego del emperador Diocleciano.

En las actuales democracias, el Senado o Cámara Alta es el órgano que compone el Poder Legislativo, en los sistemas bicamerales, al igual que la Cámara de Diputados o Cámara Baja, siendo en esta última, donde por lo general se presentan y se votan primero los proyectos de ley, para luego elevarlos al Senado (aunque las leyes pueden tener inicio también en la Cámara Alta). La designación de sus miembros es por elección popular. El lugar donde sesiona esta agrupación de ciudadanos, también se llama Senado.