Concepto de acumulación

La palabra acumulación hace referencia tanto a la acción como al efecto del verbo acumular, palabra de origen latino, proveniente de “accumulāre” integrada por el prefijo “a” que denota “tendencia o aproximación” y por “cumulus” que revela que algo está en grandes cantidades. Es por ello que acumulación hace referencia a juntar cosas por montones, en cantidades excesivas, muchas veces más allá de lo necesario. Esto último ocurre especialmente con las cosas materiales, como con aquellos que acumulan dinero por avaricia. Para Karl Marx la acumulación de capital por parte de unos pocos, individuos o grupos, supone como contrapartida que otros sean explotados.

Concepto de acumulación

No solo cosas materiales pueden acumularse, sino también emociones y sentimientos, como la ira, el amor, la tristeza, el odio, etcétera. Ejemplos “ha acumulado tanto odio en su vida, que hoy es una persona amarga y resentida”. Pueden también acumularse ropa para lavar o planchar, materias para estudiar, visitas para realizar, etcétera.

En Medicina se habla de acumulación cuando en ciertas zonas del cuerpo se juntan sustancias no deseadas. Por ejemplo, la acumulación de lípidos en las arterias ocasiona arteriosclerosis. Otro caso sucede cuando se acumula pus, líquido amarillento y espeso, producido por organismos piogénicos, que hacen que supure el tejido infectado, formando debajo de la epidermis, forúnculos o pústulas; haciéndose abscesos cuando la acumulación de pus ocurre en tejidos cerrados.

En Ecología la acumulación de gases contaminantes en la atmósfera, especialmente a causa de la actividad de las industrias, produce la reducción de la capa de ozono y el efecto invernadero.

Jurídicamente pueden acumularse acciones, para no gastar tiempo y recursos innecesarios (principio de economía procesal) cuando dos o más personas demandan un mismo objeto (acumulación subjetiva) o cuando una persona demanda dos o más objetos relacionados, por ejemplo, divorcio, tenencia de hijos y régimen de visitas (acumulación objetiva). También hay acumulación cuando notificado el demandado de la acción en su contra presenta la reconvención, o sea acciona a su vez contra quien lo demandó, todo lo cual ocurre en el mismo proceso.