Concepto de adhesión

La adhesión significa unir las ideas propias, o la fuerza de trabajo, o la capacidad intelectual a las de otro, apoyarlo y compartir el propósito perseguido o la idea vertida. Uno puede adherir a un partido político, a una religión, a una huelga, a una filosofía de vida, a una opinión sobre un tema cualquiera, al voto de un juez por parte de otro colega con quien integra un tribunal colegiado, etcétera. Quienes adhieren se denominan adherentes.

La adhesión puede ser total o parcial, según se comparta todo lo que los demás adherentes sostienen o sólo en parte. Puede también ser voluntaria o compulsiva; en este caso hay una seudo adhesión, como a quien pueda obligarse a adherir a un partido político para continuar en su empleo. Esto último puede suceder en la práctica, aunque es ilegal.

Legalmente se llaman contratos de adhesión aquellos en que una de las partes lo suscribe sin poder intervenir en su elaboración ni en la fijación de derechos y obligaciones. Simplemente adhiere, o sea, lo consiente, firmándolo, sin poder rectificar nada. Esto sucede muchas veces en los contratos de trabajo, o cuando los consumidores deciden comprar algún servicio como el de telefonía celular, por ejemplo. La ley ampara a quienes suscriben contratos de adhesión por la sencilla razón de que son los más desprotegidos, y en caso de duda, los jueces decidirán a su favor.

En Derecho Internacional se denomina adhesión cuando un Estado que no participó en un acuerdo internacional, lo suscribe posteriormente, quedando obligado en los términos del acuerdo ya existente. Por ejemplo el Tratado Antártico suscripto en 1959, en su artículo XIII permite la futura adhesión a este tratado de cualquier Estado que integre las Naciones Unidas, u otro Estado, con la conformidad de los signatarios, y que no haya intervenido en el acuerdo original, como sí lo hicieron entre otros países Estados Unidos, La URSS, Argentina, Chile, Francia, Bélgica, Gran Bretaña, Irlanda del Norte o Noruega.

En Física se llama adhesión al fenómeno por el cual sendos cuerpos de composición heterogénea, químicamente diferenciados, se mantienen unidos con motivo de la atracción molecular.