Concepto de armonía

Armonía proviene del término griego “harmonía” y significa adaptar, coordinar distintas cosas materiales o inmateriales, de modo agradable.

En música, armonía es el conjunto de sonidos que se unen en forma acorde y estructurada. Es la disciplina artística que forma y combina los acordes musicales. Ya en la antigua Grecia la armonía era buscada en las melodías, implicando la sucesión de sonidos que ocurrían dentro de una octava. El orden de tonos y semitonos determinó la existencia de siete armonías diferenciadas.

En una poesía también podemos observar la armonía en cuanto la sensación agradable que produce un buena y estética combinación de palabras y pausas.

Para los griegos si bien la armonía fue hallada fundamentalmente en la música, también era la base del alma humana, de la salud, de la amistad y de la política. La escuela pitagórica del siglo V a. C. le dedicó mucha atención a la armonía, como principio de orden del universo, entendiéndola como el concepto abstracto que implica el acuerdo entre las dicotomías o los contrarios, para darle unidad a lo múltiple y variado. En matemática son las proporciones las que le otorgan forma numérica a la armonía, materializando en números, la idea de armonía.

La belleza para ser tal debe poseer armonía para Platón (Siglo IV a. C.), entre las partes y el todo, lo que implica proporción y equilibrio. El universo todo guarda armonía entre sus elementos.

Para el filósofo alemán Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716) existe una armonía preestablecida por Dios en su acto creador, sobre sustancias simples diversas, llamadas mónadas, de cuya unión armoniosa surge la estructura de la realidad.