Concepto de causa

Causa significa origen, explicando el por qué de los fenómenos. Toda causa va unida a un efecto que es su consecuencia, a la que antecede.

Filosóficamente Platón y Aristóteles, seguidos por la escolástica, hacen aparecer al efecto como consecuencia necesaria de la causa, ligado racionalmente a ella. Para Aristóteles todo ente depende de una causa. Las causas intrínsecas son: la causa material, que es la materia que conforma la cosa, y la causa formal que es la que le otorga a la cosa una identidad, la hace ser lo que es. Las causas extrínsecas son: la causa eficiente que es la que produce otra cosa; y la causa final, es la finalidad que se persigue. En una escultura, es el bronce su causa material, la causa formal es a quien representa la escultura, por ejemplo una divinidad; y la causa final puede ser rendirle homenaje a ese Dios.

Luego del movimiento renacentista la causa aparece en un sentido mecanicista o en algunos casos empirista. El iluminista David Hume confiaba solo en el conocimiento empírico, o sea, basado en la experiencia, y por lo tanto es ella la que nos indica que ciertos acontecimientos son los que siempre preceden a otros, de los que no sabemos si son su causa necesaria, sino solo su conjunción constante, pero no tenemos certeza si esto se producirá siempre, a lo largo del tiempo.

Actualmente la noción de causa es sustituida por condicionamiento, como probabilidad de ocurrencia.

Jurídicamente se llama cusa a la apertura de un expediente judicial: civil, penal, laboral o administrativo, que moviliza el aparato jurisdiccional, ya sea de oficio o a petición de parte hacia la búsqueda de una resolución o sentencia.

Un título obtenido “Honoris causa”, significa por causa de honor, o sea, por alguna participación notable de esa persona en la comunidad a la que el diploma se refiere.