Concepto de clan

La palabra clan deriva de la lengua indoeupropea, gaélica escocesa, del vocablo “clann” que significa hijo.

En la Prehistoria, las personas se organizaron en bandas para protegerse mutuamente, donde la unión se producía entre diferentes familias. Estas bandas evolucionaron en el Paleolítico superior, hacia el clan, donde se agruparon personas integrantes de un mismo grupo familiar, por reconocer entre ellas el antecedente de algún antepasado en común, no necesariamente humano (podía ser un animal o una planta o una cosa) el que era considerado un Dios, y a quien le erigían un tótem con fines de culto. Por lo tanto la unión de las personas en un clan podía no ser por lazos exclusivamente biológicos. La organización del clan, cuyos integrantes eran nómades y guerreros, era matriarcal. La agrupación de clanes dio lugar a las aldeas, características de la organización social sedentaria del período Neolítico.

Por extensión, se llama clan, a un grupo de gente unida por intereses comunes, sin pertenecer necesariamente a una familia, como ocurre en los videojuegos, donde se denomina clan, al grupo de jugadores que asiduamente participan de estas actividades lúdicas, en línea o a distancia.

Se denominan clanes delictivos, a las familias que se dedican al delito. Así por ejemplo son muy conocidos el clan Puccio, conformado en Argentina en el año 1982, integrado por familiares y amigos, dedicado al secuestro extorsivo; o el clan Lafuente-García, que en 2009 cometió una serie de robos en Vinto (Bolivia) o el clan recientemente detenido en Argentina (2010) implicado en el secuestro seguido de muerte del joven Matías Berardi.