Concepto de cuestión

Si rastreamos el origen etimológico de la palabra cuestión, llegamos al latín “quaestio” con el significado de averiguación, investigación o examen. Es por ello que una cuestión es un asunto aún no resuelto, pues es dudoso, cuestionado o sujeto a investigación, y por eso presenta oposición lógica o racional que lleva a indagar sobre su verdad o falsedad. Los desacuerdos o cuestiones pueden ser numerosos, dependiendo de su objeto o sujetos involucrados, así por ejemplo existen cuestiones familiares (como disputas por herencias, peleas entre padres e hijos o entre esposos, cuestiones escolares (adaptación de currículum, diferencias de opiniones entre docentes, padres y/o alumnos, problemas edilicios) etcétera.

Concepto de cuestión

En Derecho se plantean por ejemplo, las cuestiones de competencia, cuando jueces o tribunales colegiados plantean discordancia sobre cuál de ellos debe resolver un tema basándose en su contenido o en el lugar donde los hechos sucedieron. Las cuestiones prejudiciales, son las que deben resolverse con autoridad de cosa juzgada por otro órgano judicial competente, antes del juicio principal, pues de lo contrario impiden la acción penal, ya que son un antecedente necesario. Por ejemplo para iniciar una acción por delito de bigamia, se necesita que previamente se resuelva, si existe, el juicio sobre validez o nulidad de dicho matrimonio.

Cuado decimos que un problema "es cuestión de tiempo" le asignamos al paso de los días, meses o años, efectos de remedio o solución de problema o de clarificador de situaciones dudosas.

Las cuestiones limítrofes son las que plantean desacuerdos entre los Estados, sobre hasta donde llega su soberanía territorial. Estas cuestiones motivan serios enfrentamientos que en los casos más graves terminan en guerras.

En el siglo XIX comenzó a hablarse de la cuestión social, originada en las profundas transformaciones ocasionadas por la Revolución Industrial y la Francesa, que crearon un nuevo orden, más libre, pero también profundamente injusto, sin privilegios feudales pero con una movilidad social que solo era posible en la teoría. Los obreros marginados y los patrones codiciosos, eran un claro ejemplo de esta cuestión social que motivó un amplio debate y dio origen a la Sociología como ciencia.