Concepto de procesal

Es lo relativo al proceso, que es un conjunto de pasos sucesivos hacia un fin, pero, específicamente, el término está referido a la litis o juicio, que se sustancia por vía judicial, para dilucidar una cuestión planteada, o una controversia (proceso civil) o aplicar una condena si una persona resulta autor de un delito (proceso penal) o resolver un conflicto entre empleador y empleado (proceso laboral) o intervenir en los procesos en que la administración sea parte (procesos administrativos) o en aquellos que se trate de proteger derechos constitucionalmente garantizados (proceso constitucional).

El Derecho Procesal es el conjunto de las normas jurídicas que rigen la organización del Poder Judicial, su estructura y funciones, las instancias o etapas del juicio o proceso, y las actuaciones de las partes y sus letrados, en dicho procedimiento, que consta de una serie de etapas que deben cumplirse hasta que se resuelve la cuestión que se ha planteado y se debe dilucidar.

Cuando una persona necesita recurrir a la justicia, pues sus intereses se sienten agraviados por otra persona (procesos contradictorios) o simplemente necesita que el juez certifique su derecho, por ejemplo un heredero que necesita ser reconocido (proceso voluntario) debe presentar una demanda que moviliza el aparato judicial organizado procesalmente con ese fin. Para ello deberá sortear una serie de etapas, algunas con términos perentorios, que pueden hacer que se produzca la caducidad de la instancia, debiendo realizar un nuevo juicio, siendo la etapa final el dictado de la sentencia, que pondrá fin a la cuestión planteada. Contra la sentencia, podrá, en su caso, plantearse recursos, agotados los cuales, la sentencia hará cosa juzgada y quedara firme, y sometida a su cumplimiento.

En el Derecho Procesal se aplican las leyes contenidas en los códigos materiales o de fondo, teniendo las normas procesales un fin instrumental, de organizar el modo de aplicación de esas normas. No establecen el derecho a aplicar en la cuestión planteada, sino cómo, cuándo y dónde.

Ejemplos de uso: "He perdido un juicio, no por cuestiones que hacen al fondo del asunto, sino porque procesalmente se me vencieron los términos para aportar pruebas" o "Las cuestiones procesales son las que me dificultan mi trabajo como abogado, pues hay que conocer bien cada etapa del proceso y sus plazos, que resultan perentorios".