Concepto de cúspide

El origen etimológico de la palabra cúspide, lo hallamos en el vocablo latino “cuspidis” nacido para designar en ese mundo antiguo, donde la guerra era sinónimo de poder, a la punta de las lanzas. Su uso se extendió para nombrar la parte más alta de cualquier objeto puntiagudo, usándose también actualmente para designar lo más alto de una jerarquía, o el apogeo de una etapa o acción.

Pueden considerarse sinónimos de la palabra cúspide: cima, vértice, pico, ápice, pináculo y cumbre.

Concepto de cúspide

Aplicado al relieve, es su punto más alto, por ejemplo, referido a un pico de montaña.

En Geometría, se conoce como cúspide, aplicado a las caras de una pirámide o a las generatrices de un cono, a aquel punto en que concurren los vértices de todos sus triángulos.

En Arquitectura, se llama cúspide, a la parte de mayor elevación de una edificación.

En Odontología también se utiliza “cúspide” para nombrar, en la mordida, a la zona más alta, que puede ser tanto puntiagudo como redondeada, y a los dientes que terminan en una única punta, que son los caninos y los colmillos.

Ejemplos de su uso: “la cúspide del poder en la República Argentina es ejercida por el Presidente de la Nación” o “los andinistas, tras varios días de vértigo y sacrificio, alcanzaron la cúspide de la montaña” o “me emociona ver la nieve en la cúspide de los cerros” o “estoy en la cúspide de mi vida, alcancé todas mis metas, ahora solo quiero disfrutar de mis logros” o “he llegado a la cúspide de mi carrera, ya más ascensos no puedo obtener” o “en la cúspide de la lucha, abandonó a sus tropas” o "la Constitución Nacional ocupa la cúspide legal".

Al significar en ciertos casos, apogeo, éxito y grandeza (pues es el punto más algo al puede aspirarse) se usa como nombre de empresas y emprendimientos, por ejemplo, en el caso de la revista cubana “Cúspide” que circuló entre 1937 y 1939, dirigida por José Cabrera Díaz, con contenido literario y social.