Concepto de decadencia

Se denomina decadencia a todo aquello que sufre una caída, un deterioro, ya sea en su salud física si es un animal o persona; y que en los seres humanos además puede ser mental o de valores; o de un deterioro en su aspecto o estructura si se trata de cosas, o sociedades o civilizaciones. Ejemplo: “El anciano se halla con sus fuerzas físicas y su salud mental en decadencia” o “Tu guardarropa muestra signos de decadencia” o “Si el gobierno sigue tomando medidas erróneas, su legitimidad entrará en decadencia”. La decadencia puede revertirse mejorando su condición o de continuar, terminar con la existencia de ese sujeto u objeto.

Es un concepto peyorativo, que aplicado a nivel social y valorativo, hace alusión al desmedro de los valores tradicionales con respecto a la moral, a la religión, a los vínculos familiares, a la solidaridad, etcétera. Por ejemplo: “El individualismo es una muestra de la decadencia social”, “El hombre moderno se halla en decadencia con respecto a sus creencias religiosas”.

El concepto de decadencia se utiliza mucho en el ámbito histórico para hacer referencia a aquellos períodos que llevan a la destrucción de un modelo político, económico, social, o al fin de una época. Así se habla de la decadencia de Egipto, que luego de un período de crisis cayó en poder de los persas en el año 525, de la decadencia del absolutismo monárquico como sistema político que abre paso a las ideas democráticas y republicanas, de la decadencia del Imperio Romano que lo llevó a su fin al no poder resistirse a las invasiones bárbaras, o de la decadencia del capitalismo presagiada por Marx.