Concepto de distribución

Distribución es el resultado de la acción de distribuir, que proviene en su etimología del latín “distribuere” con el significado de repartir, que en un principio se aplicó en la Antigua Roma para el reparto que se hacía de las tres tribus originarias de latinos, sabinos y etruscos.

Con la distribución se evita que algo quede concentrado en un solo sitio o solo en poder de alguien, entregándolo a varios, efectuando una división del todo de que se trate. La distribución puede ser o no proporcional, y justa o injusta.

Se emplea en diversos ámbitos (distribución de energía, de caminos, de empleos, de obras, de alimentos, de información, etcétera). Puede distribuirse además de acuerdo a varios criterios (por edad, por sexo, por lugar, etcétera)

En economía cuando se habla de distribución de la riqueza, significa que se intenta redireccionar los ingresos económicos globales, hacia sectores sociales menos beneficiados, evitando que los más poderosos concentren la riqueza. El Estado de Bienestar es la forma de organización política que pretende que el Estado tome intervención en la economía, aplicando impuestos más altos a los ricos, para que con el producto de esa recaudación los pobres puedan obtener servicios esenciales, y a veces no tan esenciales (turismo, computadoras, etcétera) de modo gratuito.

Los distribuidores de mercaderías son aquellos que acercan los productos de las fábricas o mayoristas a los comercios minoristas, para que luego lleguen al consumidor final.

La distribución de la población hace referencia al lugar donde las personas eligen para asentarse y fijar su residencia, por ejemplo, la actual distribución de población refleja un crecimiento de la concentración urbana.