Concepto de almacenamiento

Almacenamiento, es la acción y el resultado de almacenar, o sea, realizar actividades relacionadas con el almacén, que implica guardar y mantener en custodia, productos ya fabricados, pero que aún no están en proceso de distribución para su uso o comercialización, o cualquier otra cosa, material o inmaterial que necesite ser utilizada más tarde, conservándose mientras tanto, en buen estado.

El almacenamiento de productos, se hace en un almacén, que es un espacio físico, acondicionado para tal fin, que debe reunir ciertas características, de acuerdo al tipo de mercaderías que se guarden allí, para que se mantengan conservadas de modo óptimo. Esto es particularmente importante si se trata, por ejemplo, de alimentos congelados o productos perecederos (por ejemplo, leche, huevos, verduras, etcétera) o farmacéuticos, que requieren refrigeración o un ambiente seco, todo los que se logra mediante una cuidadosa logística, para que puedan ser consumidos, un tiempo después de ser cosechados, extraídos o elaborados. En general se trata de estructuras metálicas, aunque pueden ser habitaciones de ladrillos destinadas a ese fin, entrepisos, sótanos, etcétera, donde también suele haber estanterías para asegurar un cierto orden de guardado. Los silos, son los lugares destinados al almacenamiento de productos agrícolas.

Quienes utilizan almacenes pueden ser agricultores, ganaderos, mineros, comerciantes, fabricantes, exportadores, etcétera.

El almacenamiento puede o no, ser, a la vez, centro de distribución de productos. El almacenamiento de productos consiste en su guardado, inventario y custodia, o sea en el depósito de las mercancías.

También se habla de almacenamiento virtual, por ejemplo, en el caso de los datos, que se guardan, para poder ser utilizados más adelante, organizando, distribuyendo y archivando la información, para lo cual, las computadoras tienen una memoria de corto, y otra de largo plazo. Dentro de los dispositivos, está el de almacenamiento en la nube, para lo cual se necesita acceso a la web y aplicaciones, pero permite preservar la información en forma permanente. Para poder almacenar información y transportarla, es muy utilizado el “pen drive”, que es muy práctico por su reducido tamaño y su gran capacidad de almacenamiento.

También la energía es susceptible de ser almacenada, para poder ser utilizada en un tiempo posterior, ya sea en su forma original o en otra distinta. Existen mecanismos que almacenan energía y la van consumiendo en forma paulatina, a medida que su funcionamiento la necesite. Son ejemplos de almacenamiento de energía, las pilas, las baterías y los condensadores.