Concepto de cobertizo

La palabra cobertizo, se derivó del verbo latino “cooperire” en el sentido de “cubrir”, más el sufijo “izo” que designa un lugar, por lo que, literalmente significa “lugar cubierto”.

Un cobertizo es un lugar techado, pero que no está construido a modo de habitación, con las comodidades necesarias, y los materiales adecuados, sino que está hecho de modo precario.

Puede tratarse de un alero que sobresale de una edificación y que le sirve para darle sombra o evitar que la lluvia castigue a la construcción de modo directo, sirviendo, además a los transeúntes para guarecerse de las inclemencias del tiempo, transitoriamente. Ejemplo: “Me olvidé de llevar paraguas, y me sorprendió la tempestad, así que decidí esperar que cese el mal tiempo, bajo un cobertizo”.

También se aplica a ciertas construcciones cerradas, de una única planta, de dimensiones variadas, que incluso pueden contener puertas y ventanas, o solo tener una abertura como acceso y egreso, hechas de madera, plástico, chapa u otros materiales poco resistentes, ubicados generalmente en patios, jardines o campos, que son utilizados para fines varios: como galpón de herramientas, depósito de materiales de construcción u otros objetos (como bicicletas, motos, cortadoras de césped, etcétera) almacenamiento de provisiones o de productos inflamables o tóxicos que no es seguro guardar en el interior de viviendas, albergue de animales, talleres de reparación, lugar de juegos, sitio de reuniones informales, etcétera.

En el siglo XIX, era frecuente encontrarlos en los cuarteles, como edificaciones auxiliares, para almacenamiento de armas, taller de reparaciones, etcétera. También se los conoce como tinglados. Algunos son realizados artesanalmente por personas habilidosas, pero sin grandes conocimientos de construcción, y, en otros casos, son construcciones hechas por personal especializado o ser instalaciones prefabricadas.

Ejemplos de uso

“El mendigo pidió dormir en el cobertizo de una casa, pues la tormenta era fuerte; y los dueños de la vivienda, lo invitaron a pernoctar en una de las habitaciones interiores”, “El perro de la familia está siempre en el jardín, pero duerme en un pequeño, pero confortable cobertizo de madera, donde también se resguarda del sol y la lluvia”, “Busca el martillo en la caja de herramientas que está en el cobertizo, detrás de la casa” o “Como mi patio es grande, hice un amplio cobertizo de madera, y allí juegan mis hijos con libertad”.

En el Cine

“El cobertizo” o “The Roost” (nombre original) es una película estadounidense del año 2005, perteneciente al género de terror, dirigida por Ti West, donde un grupo de amigos, encuentran refugio en una granja, camino a una boda, en pleno Halloween, donde sufrirán la presencia de apariciones sanguinarias.