Concepto de frontispicio

Esta palabra, de uso técnico, y poco usada coloquialmente, nos llegó desde el latín “frontispicium”, vocablo integrado por “frontis” que se traduce como “frente”, y por el verbo “specere”, en el sentido de “mirar”. A esto se le añade el sufijo de pertenencia “icium”. Por lo tanto, sería, literalmente, lo perteneciente a la vista frontal o delantera de una cosa”.

Se emplea, en Arquitectura, para nombrar el frente a fachada de los edificios; y en general, para designar la parte delantera de otras cosas, como la página que antecede a la portada de un libro, que suele contener su título y un grabado o una viñeta que se relaciona con el contenido de la obra o plasmar una fotografía de su autor; el frente de un mueble o la cara de una moneda.

Se aplica el término frontispicio para referirse a la fachada de una construcción, integrada por la o las puertas, ventanas y todo lo que las rodea, y, restrictivamente lo que está colocado por encima de las puertas como remate de formato curvo o triangular (aunque esto más precisamente es el frontón).

El frontispicio es la primera impresión que tenemos de la edificación. Cada período histórico ha tenido un estilo singular que impuso una impronta a los frontispicios, siendo algunos muy sencillos, y otros muy adornados y exuberantes, como los frontispicios del período barroco.

Una inscripción en el frontispicio (entrada) de este templo, dedicado al dios Apolo, y situado en Delfos, y cuya fachada tiene esculturas que se cree pertenecen a los atenienses, Praxias y Andróstenes; aconseja mirar el interior de cada uno, pues de lo contrario, sentencia, no podremos hallar fuera de nosotros lo que no hallamos dentro, pues primero hay que encontrar nuestras propias excelencias y tesoros, para luego hallarlas en el exterior.

En el caso singular de las logias masónicas, las puertas de acceso o puertas de occidente, están cargada de simbolismo, ya que son bajas y estrechas, para que el iniciado deba ingresar agachado. Encima de la puerta se observa un frontispicio triangular, por sobre el cuál se advierte un compás, apuntando hacia arriba. Las columnas de Hiram, flanquean la puerta.

Se denomina frontispicio, en Informática, tanto el inicio como el fin de un proceso informático, que permite matener ambas secciones separadas (el front-end, es la parte que tiene interacción con los usuarios, y el back-end, se encarga del procesamiento de la entrada).