Concepto de buhardilla

Buhardilla, es el diminutivo de buharda, voz onomatopéyica, del sonido que hacen las mejillas al desinflarse, “buff”. Es una ventana, surgida en el período gótico, como evolución del estilo románico, que ilumina y ventila un lugar que se ubica en la parte superior de una vivienda, cercana al tejado, también llamado buhardilla.

La buhardilla sobresale verticalmente de la construcción, siendo en sus inicios empleadas en los chapiteles altos y estrechos (agujas) de las iglesias y catedrales góticas muy elevadas y luminosas como las de la torre de la Catedral de Christ Church, Oxford. Pueden servir también de lugar de acceso, comúnmente conocidas como ventanas de techo.

También es una buhardilla el lugar al que esas ventanas dan lugar y aireación, estando ubicadas en lo alto, también conocidas como desvanes, áticos o altillos, que inicialmente se hicieron de madera, con techos inclinados, dando lugar a las tradicionales buhardillas de dos aguas, con techo de dos planos inclinados. Las de cuatro aguas, poseen un techo con tres planos inclinados, pudiendo, algunas, ser de cubierta plana. Las de cobertizo tienen un único techo que se presenta inclinado.

Si bien, históricamente las buhardillas, por ser lugares calurosos, y con altura poco elevada en la partes que el techo es bajo, han servido solo como depósito de trastos, con la escasez habitacional, también se usan como viviendas.

Ejemplos de uso: “Tengo que revisar la buhardilla, para ver si encuentro fotos antiguas”, “En la buhardilla encuentro el lugar ideal para sentarme a pensar”, “No podía encontrar a mi hijo por ningún lado, y se había escondido en la buhardilla” o “Tuve que resignarme a vivir en una buhardilla pues mis ingresos no me permiten nada mejor”.

Como ejemplo, podemos mencionar, en Bélgica al Ayuntamiento de Lovaina, un edificio de tres plantas, que, en su parte superior, posee un techo empinado, con buhardillas dispuestas en cuatro niveles.

El arquitecto francés Francois Mansart (1598-1666) las popularizó en los tejados de París, como coronación de sus edificaciones simétricas y techos sobre elevados.

La Plaza de los Vosgos, en París, construida por el rey Enrique IV, con el nombre de Plaza Real, en el año 1605, es de formato cuadrado, y está rodeada, por edificios de ladrillo y piedra. Cuentan con plantas superiores y con una cubierta muy inclinada, donde pueden apreciarse buhardillas.

Buscar otro concepto