Concepto de reordenamiento

Reordenamiento es la acción y el efecto de reordenar. El prefijo reiterativo “re” sobre el verbo “ordenar”, significa recomponer el orden, ya sea porque se ha alterado o porque quiere darse una nueva distribución u organización a ciertos hechos, ideas, cosas, etcétera. El reordenamiento supone un orden previo, que se pretende alterar. Ejemplos: “Debo reordenar mis ideas, si quiero conseguir clarificarlas”, “Ya había acomodado todos los muebles, pero no queda espacio para circular, así que procederé a reordenarlos de un modo más práctico y funcional” o “Se debe hacer un reordenamiento del tránsito porque la circulación vehicular es un caos”.

En Química, un reordenamiento molecular es toda reacción que provoca alteraciones en los enlaces atómicos. En el reordenamiento molecular de Curtius ocurre la descomposición térmica de azidas del carboxilo, con el objetivo de producir, al calentarse, un isocianato (compuesto esencial en la síntesis del poliuretano).

En Biología, los reordenamientos cromosómicos alteran la estructura de los cromosomas a nivel individual, a partir de ciertas mutaciones, como el caso de la duplicación o la inversión, donde un segmento del cromosoma se duplica o se invierte, respectivamente.

Un reordenamiento económico son todas aquellas acciones tendientes a mejorar los ingresos y bajar las pérdidas de un patrimonio particular o público, para superar los períodos de crisis. Por ejemplo: “Los balances resultaron negativos, así que reordenaremos nuestras finanzas, reduciendo personal y comprando más maquinarias”, “El reordenamiento económico del país no podrá lograrse si la inflación se sigue disparando” o “El reordenamiento del erario debe hacerse bajando los gastos públicos”.

En Sociología, existe un cierto orden de distribución de la sociedad estratificada, que se ha ido reordenando (cambiando) a través del tiempo. Se pasó por ejemplo del orden feudal, donde los sectores eran inamovibles, a las clases sociales móviles del capitalismo, tras la Revolución Francesa.

El reordenamiento del mapa europeo, es el cambio político que sufrieron los países luego de la Primera Guerra Mundial, tras el Tratado de Versalles, donde muchos países ganaron territorios y otros los perdieron.