Concepto de inducción

La palabra inducción deriva en su etimología del latín “inductĭonis” integrada por el prefijo “in” = “dentro” y “ducere” = conducir. La inducción es un proceso que conduce a algo, una provocación o instigación hacia una acción. Por ejemplo, cuando hablamos en Medicina de inducir las contracciones de parto, nos referimos a que se usen métodos de estimulación generalmente a través de medicamentos para que se produzca el nacimiento del nuevo ser. Inducir a alguien a cometer un robo, es alentarlo a que los haga. No siempre tiene que ser una conducta negativa pues se puede inducir a estudiar, trabajar, etcétera.

Concepto de inducción

En Física, se habla de inducción eléctrica, cuando se electrizan cuerpos conductores, utilizando un dispositivo que recibe el nombre de electroscopio. Este aparato posee una varilla conductora, con dos láminas metálicas delgadas en su zona inferior que cuelgan sujetadas desde lo alto. En el otro extremo de la varilla hallamos una bola de idéntico metal, que es lo único que sale al exterior pues el resto del aparato está protegido por un recipiente. La bola induce cargas opuestas a las del cuerpo electrificado que se le acerca. En el extremo inferior aparecerán cargas iguales a las del cuerpo y opuestas a la bola. Las dos láminas cargadas con igual signo se repelerán según la cantidad de electricidad inducida por el cuerpo.

La inducción magnética es una magnitud vectorial representada por la fuerza que ejerce el campo magnético sobre la unidad cargada eléctricamente que tiene una velocidad de movimiento igual a la unidad y su dirección es perpendicular al campo.

En el razonamiento lógico la inducción lleva a pasar de premisas particulares a una conclusión general. La mayoría de los descubrimientos usan este tipo de razonamientos que si bien no lleva a certezas, provoca el avance científico, al postularse leyes cuando se dan muchos resultados concordantes a partir de la experimentación. Ejemplo: La mosca es un insecto y tiene seis patas. Las hormigas son insectos y tienen seis patas. Los escarabajos son insectos y tienen seis patas. Conclusión: Todos los insectos tienen seis patas. La posibilidad de que la conclusión sea exacta aumenta con la cantidad de casos analizados.