Concepto de insólito

La palabra insólito proviene de “in” prefijo latino de privación y del latín “solitus” que significa “lo acostumbrado. Es por ello que algo insólito es lo que rompe con lo usual, con lo común y cotidiano, dejándonos asombrados y perplejos.

Lo insólito es algo no previsto, lo que rompe con los cánones establecidos, lo que logra llamar nuestra atención por lo novedoso, pudiendo ser positivo o negativo, y abarca gran cantidad de eventos. Así, tanto es insólito que nieve en Buenos Aires, como ocurrió el 9 de julio de 2007, como que nazcan perros de color verde, que choquen dos aviones, o que nazcan seis bebés humanos en un mismo parto, o que uno de los mellizos sea de raza blanca y el otro de raza negra. Muchas veces usamos la palabra para referirnos a hechos que pueden suceder como algo normal, pero que no resulta común en algún contexto específico, a modo de broma, por ejemplo: “Hoy ha sucedido algo insólito, mis alumnos trajeron la tarea” o “Es insólito, has llegado temprano por primera vez en diez años”.

Concepto de insólito

Muchas conductas que al principio parecen insólitas, cuando se vuelven costumbre, dejan de serlo. Que las parejas homosexuales se mostraran con total libertad era algo insólito hace unas décadas atrás, pero la lucha incesante de estas minorías por el reconocimiento de sus derechos hizo que ya parezca algo totalmente habitual y para nada insólito en la actualidad.

Anualmente se publica el “Guinness World Records”, que difunde los records mundiales de eventos naturales y proezas, que vuelve a esos hechos, por ser los más destacados en su rubro, como insólitos, curiosos y poco frecuentes.