Concepto de luto

De la palabra latina lutus procede el actual concepto de luto. Un nombre masculino con el que se viene a definir a la muestra o exteriorización, en ropa u otros objetos, del dolor y de la pena que una persona siente por el fallecimiento de un ser querido, ya sea familiar, amigo o conocido.

En este sentido, hay que subrayar que en el continente europeo el color del luto es el negro aunque ciertamente en el pasado el que venía a expresar ese dolor por la muerte de una persona amada era el blanco. Un tono este último que en la actualidad es el que se identifica con el luto en países como Japón y en culturas como la hindú.

Partiendo de esta acepción, merece hacerse mención al hecho de que existe un término compuesto del que forma parte el concepto que estamos abordando. Se trata de la expresión luto oficial que es la que se utiliza para definir a la regulación del comportamiento de los miembros de la familia real y de las autoridades públicas ante el fallecimiento de personas por una catástrofe o la desaparición de alguna personalidad relevante.

El Diccionario de la Real Academia da una segunda acepción al término luto. En este caso lo emplea para definir a aquellos paños, aparatos fúnebres o bayetas negras que se ponen tanto en las viviendas mientras está el cuerpo del difunto o bien en las iglesias durante la celebración del funeral.

Muy alejado de estos significados se encuentra un tercero que se le otorga a dicho concepto. En este caso es una acepción que se le da en el campo de la impresión y que sirve para hacer referencia a un filete que imprime una línea de color negro y de espesor “superior a dos puntos de cícero”.