Concepto de oscuro

En la palabra latina obscürus es donde se encuentra el origen del concepto oscuro. Un adjetivo este que tiene varios significados, siendo el primero de ellos el que viene a utilizarse para definir a algo que se caracteriza porque carece de luz o de claridad.

Una segunda acepción, sin embargo, suele emplearse para intentar describir a un color concreto. Así, con dicho adjetivo lo que se quiere es expresar que un tono o bien se acerca al color negro o bien simplemente se contrapone a otro tono de su misma gama que es más claro. En este sentido, se podría decir: “Se compró una camiseta azul oscuro”.

Como decíamos anteriormente, varios son los significados que tiene el concepto que nos ocupa y otro de ellos está en relación con el linaje o la familia. Así, en este caso, el término oscuro es usado para exponer que una persona procede de una rama genealógica humilde o poco conocida.

La relación del término oscuro con el negro, el no poder distinguir algo con claridad, es la que propicia que este adjetivo que estamos abordando también sea utilizado como sinónimo de incierto, temeroso o peligroso. Un ejemplo de esta utilización sería el siguiente: “El futuro de aquel joven era muy oscuro”.

Entre los significados más importantes que tiene este concepto se encuentra uno que está en relación con el ámbito teatral. Y es que dicha palabra también se emplea para definir el oscurecimiento que se produce en el escenario durante una representación.