Concepto de segregación

La segregación alude tanto al acto como también al resultado de segregar, verbo que etimológicamente procede del latín “segregare”, palabra compuesta, formada por el prefijo “se” que alude a “alejamiento” y por “gregis” con el significado de rebaño. Es así que en su acepción originaria segregación hacía referencia a alejar o apartar a un animal de su rebaño. Por extensión se aplicó luego a todo aquello que separara a un elemento o sustancia del conjunto, organismo o medio al que pertenece.

Concepto de segregación

En Sociología la segregación implica la exclusión y marginación de algunas personas o grupos, de los derechos y funciones que tienen el resto de los que componen la comunidad o sociedad que integran, tal como fue claro ejemplo la política del apertheid que se aplicó en Sudáfrica hasta el año 1992 que excluía a la mayoría de raza negra de muchos derechos civiles sociales y políticos, obligándolos a vivir en lugares diferenciados, no poder contraer matrimonio con los blancos y alejarlos de la participación políticas impidiéndoles emitir sufragio en las elecciones supuestamente democráticas. Este es un caso donde la segregación se aplicó a un grupo mayoritario de personas, lo que también puede decirse de las mujeres, a quienes se les negaron varios derechos, especialmente los políticos durante una gran parte de la historia humana. Otras segregaciones se producen hacia minorías, por el poder que lógicamente detenta la unión mayoritaria de los segregacionistas, como ocurrió con los judíos durante el régimen de la Alemania de Hitler, con los homosexuales, gitanos, etcétera.

La segregación tiene similitudes y diferencias con otro concepto, que es el de discriminación, ya que este último alude a distinguir diferencias, y al hacerlo puede o no terminar en segregación si cuando reconozco que el otro es distinto, lo aparto y excluyo.

En Biología se aplica la palabra segregación a aquella actividad que cumplen las glándulas exocrinas que segregan o secretan las hormonas o sustancias que producen y las conducen por conductos a tubos fuera del organismo o a otras zonas del cuerpo como sucede con la saliva o el jugo gástrico.