Concepto de periféricos

La palabra periferia tiene un origen etimológico en el idioma griego, está integrada por “peri” que significa “alrededor” y por “phero” en el sentido de llevar, a lo que se añade un sufijo indicativo de cualidad que es “ia”. Indicaba el contorno de un círculo o circunferencia, y es por ello que llamamos periferia a lo que está por ejemplo fuera del radio de la ciudad. Ejemplo: “los habitantes de la periferia sufren muchas carencias”. También puede hacer referencia a cosas inmateriales, sentimientos o emociones que no son esenciales.

Concepto de periféricos

Su uso actual es muy habitual en el campo de la Informática, y con la denominación de periférico se alude a todo dispositivo físico o aparato electrónico que se agrega, conectándolo a la computadora, a través de sus puertos, para potenciar sus posibilidades de uso, siendo auxiliares de ella, muchas veces tan imprescindibles que los consideramos como una parte más de la misma. Son ejemplos de periféricos cotidianos el Mouse, el teclado, el monitor o la impresora, que sirven para que lo interno del ordenador y el exterior se relacionen. Otros periféricos como el disco duro tienen el mérito de permitir almacenar datos. No son periféricos el CPU, la memoria central, el microprocesador encargado de la ejecución de los programas y la placa madre o base, pues son componentes básicos.

Hay periféricos de entrada que captan los datos que el usuario u otro dispositivo ingresa, y de allí los manda para su procesamiento al ordenador, por ejemplo, el teclado, el Mouse, la cámara Web, el micrófono o el escáner. Los de salida facultan al usuario a recibir la información, como por ejemplo el monitor, También hay periféricos que combinan ambas funciones como ocurre con el disco duro, la memoria portátil o la impresora. Los de comunicación permiten la relación con otros ordenadores, como ocurre con el Fax. Los de almacenamientos, se encargan de guardar información, como el disco duro que es interno o un CD que es externo.