Concepto de contorno

La palabra contorno se compone de los siguientes términos, que fueron tomados de la lengua latina: el prefijo de globalidad, “con”; y “tornus” que alude a lo que rodea o da vueltas a algo. El contorno es aquello que rodea una cosa o lugar.

El uso más habitual de la palabra contorno, es para referirse a la línea demarcatoria de cualquier figura, humana, animal, vegetal o cosa. Dibujar el contorno, en este caso, es marcar las líneas que indican la forma de dicha figura, que no hace que podamos diferenciarla de otras. En Geometría, el contorno de las figuras, determinarán que se trate, como formas básicas, de círculos, cuadrados o triángulos.

En un dibujo, el contorno es la línea que lo demarca, mediante un trazo que comienza y finaliza en el mismo punto, dentro del cual se visualiza la figura, oficiando todo lo que está en el exterior del contorno, de marco. Ejemplo: “Dibujé el contorno de un gato, y lo resalté con color negro. Luego pinté el interior con un tono gris pálido, así la figura se destacó, en el fondo blanco” o “La maestra nos hizo dibujar el contorno del mapa de nuestro país”. Los contornos en dibujo y pintura, pueden ser fuertes, intensos o nítidos; o estar difuminados desvaneciéndose el color, o marcarse con líneas entrecortadas.

En Geometría, considerada la superficie de una figura geométrica o un terreno, el contorno son los límites de la misma, que equivale al perímetro, cuyo valor está dado por la sumatoria de sus lados.

Se hace referencia con la expresión, contorno poblacional, a los asentamientos de población periféricos, que se encuentran rodeando a las ciudades.

El contorno facial es la forma del rostro humano, que puede ser redondeado, alargado o anguloso, y las imperfecciones del mismo pueden ser tratadas con la aplicación adecuada del maquillaje, oscureciendo las zonas que se pretendan esconder, y aclarando e iluminando, las que más favorecen. También pude recurrirse a cirugías estéticas para embellecer el contorno facial. El contorno de los ojos o de los labios, suelen delinearse, para darles realce. Pero también en el contorno, como zonas cercanas a ojos y parpados suelen aparecen bolsas y arrugas, que se tratan de disimular. Todas estas cuestiones son técnicas y secretos de la Cosmetología, o de intervenciones estéticas cruentas.

“El contorno del abismo” es un libro, publicado en 1999, por el biógrafo español, José Benito Fernández, que es una biografía del poeta de la misma nacionalidad, Leopoldo María Panero, cuya existencia estuvo poblada de situaciones críticas.