Concepto de cabriola

La palabra cabriola, nos llegó desde el italiano “capriola”, siendo el salto que dan personas o caballos, a semejanza de los “capriolos” palabra italiana que designa a los miembros de la familia Cervidae, como los ciervos y los corzos, que pueden impulsarse hasta una altura de dos metros, y caer de modo seguro y con delicadeza y gracia.

Pueden hacer cabriolas, los bailarines o los gimnastas, brincando y cruzando sus pies en altura, varias veces, para demostrar sus habilidades e impresionar al público, por ejemplo: “Me gustaron mucho las cabriolas del bailarín, pues tiene una gran destreza y talento”. También puede emplearse, para las vueltas que se hacen con la cabeza hacia abajo: “Mi hija practica gimnasia artística y acrobática y aprendió a hacer cabriolas, muy arriesgadas”.

Los caballos hacen cabriolas, en sus prácticas de equitación, cuando logran dar, tras una esmerada enseñanza, y después de un galope en dos tiempos, saltos cortos, elevando el cuarto delantero, pero sin adelantarse, estando en altura igualados, la grupa con la cruz, y cocean mientras lo hacen. Si el animal solo amenaza con cocear, sin concretar la patada, se dice que ha hecho una balotada. Si al cocear no muestra las herraduras, hace una grupada.

En los muebles, las patas cabriolas, son soportes verticales en forma curvada. Las curvas son dos, un arco superior convexo, y otro, menor, cóncavo, con eje de rotación en idéntico plano. Los primeros en emplearlas, fueron los chinos, en sus muebles lacados. En Europa, nació en Grecia, pero ya, a fines de la Edad Antigua, no estaban de moda, reapareciendo en Francia en el siglo XVIII, dentro del estilo rococó y, en Inglaterra, en el reina Ana. Imitando este último estilo, las patas cabriolas, llegaron al mobiliario estadounidense en el mismo siglo.

En el Cine, Cabriola, es una película española, de comedia musical, del año 1965. Se estrenó bajo la dirección del actor estadounidense, Mel Ferrer. Fue protagonizada por la considerada “niña prodigio”, de nombre real, Josefa Flores González, y de nombre artístico, Marisol, acompañada por Ángel Peralta y Pedro Mari Sánchez. En Estados Unidos, se la estrenó bajo el título “Everyday is a holiday”. Trata de una muchacha, que se hace pasar por un varón, que, junto a su hermano entrenan a su potro de nombre “cabriola” para que se convierta en una estrella de rejoneo, que es una corrida de toros, que se hace montado a caballo, entremezclándose sueños realizados con corazones heridos por amor.

Buscar otro concepto