Concepto de cóctel

La palabra cóctel (también puede escribirse sin acentuar) procede del inglés “coktail” que se traduce como “cola del gallo”, habiendo diferentes explicaciones sobre a qué se aplicaba ésta denominación. Una nos dice, que el formato de esta cola es la que se le daba a la de los caballos de tiro que no eran de sangre pura, y por eso, luego pasó a denominarse cóctel a una preparación gastronómica, que se conoció en México, Inglaterra y Estados Unidos, desde fines del siglo XVIII, y se popularizó en el siglo XX, consistente en una mezcla de bebidas (no una pura, al igual que los caballos de tiro con la cola recortada) alcohólicas y no alcohólicas. Otros aseguran que la palabra cóctel, dado a estas preparaciones, surgió, pues estas bebidas, al combinar ingredientes, tenían una coloración similar a la cola del gallo.

Si no participan en la mezcla bebidas alcohólicas, se los conoce como mócteles o cócteles vírgenes. Los elementos no alcohólicos de los cócteles incluyen frutas, agua tónica, soda, leche, miel, crema, etcétera.
La mezcla de ingredientes puede hacerse en una coctelera o directamente en la copa, donde se agrega hielo. Los llamados frozzen son los que se elaboran en licuadora y se les añade hielo molido. Suelen decorarse con guindas, cerezas, rodajas de naranja, limón, etcétera.

Pueden servirse entre el almuerzo y la cena, a media tarde, alrededor de la 19 horas, a la que suele llamarse “la hora del cóctel”, tratándose por ejemplo, de una piña colada (mezcla de ron, piña, hielo y leche o agua de coco) o un daiquiri (combinación de ron blanco, hielo, azúcar, lima y alguna otra fruta) o un gin tonic, elaborado con ginebra, agua tónica, hielo y alguna fruta cítrica.

Los cócteles que se toman antes de almorzar o cenar, se denominan aperitivos, y suelen ser secos y amargos, a base de frutas cítricas, a las que se combina con algunos licores amargos como el fernet o el campari. El Bloody Mary considerado como aperitivo y reconstituyente, a base de vodka, jugo o salsa de tomate, salsa inglesa, salsa Tabasco, hielo, sal y pimienta negra; no se prepara en coctelera, sino en un vaso mezclador, y no debe agitarse, sino removerse de modo suave, y el vaso Collins se usa para servir. Los llamados cócteles de invierno, son más calóricos, y para ellos se usan licores de mayor graduación alcohólica, añadiéndose, por ejemplo, café o chocolate.

Por extensión, la mezcla de situaciones que se producen en la vida cotidiana o en argumentos de ficción, suelen llamarse cócteles: “Se produjo un caos vehicular y el cóctel dramático se completó cuando una mujer sufrió un infarto en el lugar” o “Esta película es un cóctel de comicidad, drama y suspenso”.

Buscar otro concepto