Concepto de escaparate

La palabra escaparate, proviene de “schaprade” vocablo de la lengua neerlandesa, integrada por “schapp” que puede traducirse como “estante” y por el verbo “reden” que significa “preparar”, designando un armario.

Un escaparate, si bien puede aplicarse a cualquier armario, como sucede en algunos países de América Latina, entre ellos, Cuba y Venezuela; en general, se utiliza para designar a aquel, que, al estar vidriado, permite ver lo que hay en su interior, por eso también se los conoce como vidrieras.

Los escaparates, son muy comunes en los locales comerciales de indumentaria, objetos de arte, librerías, jugueterías o mercerías, ya que ellos permiten, observar la mercadería que el comerciante considera más atractiva, en cuanto a su calidad, diseño y/o precio.

Se ponen allí los productos, para tentar a la clientela, que puede observarlos mientras pasa, sin necesidad de entrar al local, pues el escaparate, se encuentra en la fachada del comercio (ya sea que den a la calle o al pasillo de una galería comercial) protegido por un vidrio, y sirve así, de incentivo para que ingresen y compren lo exhibido.

Ejemplos: “Hoy, caminando por el centro de la ciudad, me detuve en un escaparate, que promocionaba sus ofertas, y los productos eran muy bonitos”, “Los ladrones, rompieron el escaparate de la tienda, y así lograron llevarse la mercadería” o “El escaparate de mi comercio es demasiado pequeño, así que lo iluminaré bastante, para que llame más la atención”

También las empresas de servicios, suelen tener escaparates donde los promocionan, como, por ejemplo, es común observar en los negocios destinados al turismo, colocados en sus escaparates, imágenes de destinos turísticos, y las ofertas de viajes que sugieren.

Dentro de los locales, también pueden colocarse vidrieras o escaparates, con objetos pequeños y valiosos, que los clientes deben solicitar al vendedor si desean tomarlos, para evitar ser hurtados.

Si bien hay personas que se preparan para dominar este verdadero arte, llamados escaparatistas, los propios vendedores y empleados del comercio, pueden diseñar un bonito y atractivo escaparate, teniendo en cuenta que posea una adecuada iluminación, que su aseo sea impecable, que se elijan productos visualmente atractivos, que se combinen los colores y que se renueve periódicamente la mercadería.

Algunos escaparates son abiertos en su parte trasera, que da al local, lo que permite verlo desde afuera. Otros, tienen el fondo cerrado, ya sea porque están en un sitio aledaño al local, o porque se prefiere crear un ambiente diferenciado del mismo.

La película italiana de 1961, “La ragazza in vetrina”, dirigida por Luciano Emmer, es conocida en América Hispánica, como “Una muchacha en el escaparate”, aludiendo a prostitutas que se muestran de ese modo.

En 2013, se estrenó la película canadiense “Window Wonderland” traducida al español, como “El escaparate del amor” bajo la dirección de Michael Scott, siendo su argumento, el amor que surge, luego de algunas rivalidades, entre dos escaparatistas.