Concepto de rompecabezas

Rompecabezas es una palabra compuesta. Está integrada por el vocablo “rompe”, tercera persona singular del verbo “romper”, que procede etimológicamente del latín “rumpere” en el sentido de destrozar o convertir en pedazos; y por el sustantivo “cabeza”, del latín “capitis”, que puede traducirse como extremidad, que, en las personas, es la parte superior del cuerpo, donde se aloja el cerebro, que nos permite pensar.

Por esa razón es que se denomina rompecabezas a aquellos asuntos o cosas, que se nos presentan desordenados e inconexos, y que nos exigen pensar demasiado, para encontrarles el sentido, dando la sensación de que nos va a estallar el cerebro. Ejemplos: “Estoy leyendo este libro, pero es un rompecabezas, me cuesta identificar a cada personaje, pues son muchos y aparecen y desaparecen reiteradamente”, “El inspector de policía está tratando de armar el rompecabezas de la escena del crimen, pues aparecen pistas contradictorias” o “Me gustaría armar la historia de vida de mi fallecida madre, pero vivió en tantos lugares, que me resulta un rompecabezas”.

Un rompecabezas es también un pasatiempo, especialmente diseñado para entretenimiento y juego didáctico de niños, aunque también los hay para adultos, sobre todo para estimular a pacientes con algún deterioro cognitivo, o para prevenirlo. Se lo conoce también como puzle. Consiste en una serie de piezas, confeccionadas en diferentes materiales: cartón, madera, plástico, que se encastran unas a otras para formar una figura. Cuanto más pequeñas sean las partes, más difícil será armar el modelo, que aparece como guía para orientar el armado. Un rompecabezas famoso, y que no consiste en armar una imagen, sino en hacer coincidir colores, es el cubo mágico, o cubo mecánico de Rubik, creado en el año 1874, que lleva ese nombre en homenaje a su inventor, el profesor Erno Rubik, de nacionalidad húngara.

En el año 1766, el cartógrafo británico John Spilsbury creó el primer rompecabezas de forma casual, cuando recortó con una sierra, los diferentes países de un mapa, que había colocado sobre un tablero de madera. De allí surgió la idea de usarlo como recurso didáctico para la enseñanza de la Geografía.
Los rompecabezas como piezas para armar figuras artísticas, surgieron, con partes cortadas a mano, y carentes de un modelo, a comienzos del siglo XX, y fueron usados como entretenimiento, por adultos de las clases adineradas, y consistían en enormes desafíos de destreza manual e imaginación, para entender en base al título qué es lo que debía armarse.