Concepto de militarizar

Militarizar, del griego στ`ατιωτικο`οιώ es una acción que consiste en hacer militar algo que no lo era. A su vez el sustantivo militar procede del latín “militaris”, relacionado con los “milites”, como se llamaban en la antigua Roma a los soldados.

Las fuerzas militares son las Fuerzas Armadas de un país, destinadas a su protección y defensa, frente a enemigos externos, y al resguardo de su soberanía, y también al ataque en caso de que considere la necesidad de iniciar una guerra justa. Los militares deben dar su vida para la defensa del Estado y portan armas para ello, a diferencia del resto de los habitantes que conforman la sociedad civil, que sólo se arman en defensa de la patria cuando ella lo requiera.

Los militares tienen un entrenamiento duro y una estricta disciplina y organización. Por eso militarizar según la Real Academia Española, puede significar someter a la ciudadanía a la disciplina militar y a sus prácticas y costumbres, u organizar la sociedad o alguna actividad de la misma, de acuerdo a su sistema inflexible. Puede consistir también en aumentar el número y atribuciones de las fuerzas militares; inmiscuirlas en asuntos que tradicionalmente no están dentro de su competencia, o asumir funciones que le competen a la policía (que es un cuerpo armado también, pero de naturaleza civil, que controla la seguridad y el orden interno) como por ejemplo en la lucha contra el narcotráfico.

Son los sistemas políticos autocráticos los que recurren a esta práctica, para mantener el orden y el sometimiento de la población, que pierde sus derechos de libertad de expresión, de reunión, de libre desplazamiento, entre otros.
Un ejemplo claro de militarizar un país lo encontramos en la Alemania nazi. Se ordenó armar a la ciudadanía y se estableció el servicio militar obligatorio. Los jóvenes fueron adoctrinados para sentir odio y venganza hacia aquellos que al ganarles la guerra los habían humillado, y por ello estaban dispuestos a matar a quienes consideraron sus enemigos. Se asesinó a todos los contrarios al régimen y algunos lograron exiliarse. La Gestapo, policía secreta, se encargaba de estas acciones.