Concepto de arrendar

El verbo arrendar procede en su etimología del latín “renditus” que es participio pasivo del verbo “rendere”, a su vez de “redere” en el sentido de devolver.

Arrendar una cosa es entregar el dueño, o el legítimo poseedor autorizado para tal efecto, a un tercero el uso y goce de ella, por un lapso de tiempo especificado en el contrato de arrendamiento, a cambio de un precio en dinero. Pueden también arrendarse servicios u obras, lo que puede hacerse por un tiempo fijo, sin él, o para la realización de una obra determinada; pero no de por vida, en cuyo caso será nulo.

Las cosas dadas en arrendamiento pueden ser muebles o inmuebles, pero no cosas consumibles, pues deben devolverse las mismas cosas entregadas al término del contrato: “He arrendado un auto cuando llegué a Francia, para poder visitar más cómodamente los sitios turísticos” o “Arrendé un campo, pero la cosecha no me rindió y apenas pude pagar el costo del arriendo” o “No tengo vivienda propia, y por eso debo arrendarla”.

La persona que entrega el bien a cambio de dinero se denomina arrendador, y quien lo recibe, se llama arrendatario, quien puede a su vez, subarrendar siempre que esto no esté expresamente prohibido en el contrato.

El arrendamiento se plasma en un contrato de arrendamiento donde se establecen los derechos y obligaciones de las partes, el tiempo de duración del contrato, al que la ley en general, le establece plazos mínimos, los efectos en casos de incumplimiento, las garantías de pago, y el lugar donde se tramitarán las acciones legales si surgieran divergencias entre las partes. Este contrato de arrendamiento, llamado así en España, Chile y Colombia, es conocido en otros países, como Argentina, como contrato de locación.

El Código Civil español, trata del contrato de arrendamiento en sus artículos 1542 a 1603.

Con origen derivado de rienda, del latín vulgar “retina” del verbo “retenere” que se traduce como “retener”, arrendar es atar a los caballos con riendas para lograr que obedezcan y mantenerlos controlados.