Concepto de manutención

La palabra manutención se conformó con los siguientes términos de origen latino: “manus” que significa “mano” y el verbo “tenere” en el sentido de “tener”, “poseer” o “detentar”.

La manutención es en su sentido literal la acción y el efecto de tener algo en la mano, o sea mantener o sustentar.

La manutención es el apoyo material que se le da a algo o a alguien para conservarlo en buen estado.

En la industria, la manutención implica una serie de procedimientos, entre ellos el aprovisionamiento de mercaderías, almacenaje, etcétera para su buen funcionamiento.

En un inmueble la manutención es tratar de que no se deteriore, realizando todos los arreglos necesarios: “Le avisé al propietario del inmueble que alquilo que repare la cañería rota, pero no se hace cargo; y los gastos de manutención le corresponden a él, pronto habrá graves filtraciones”

Donde más se utiliza el término manutención es en el ámbito jurídico, con respecto a las obligaciones de asistencia familiar. La obligación de manutención es amplia como carga de los padres hacia sus hijos menores de edad, la que no se extingue en caso de separación o divorcio de los padres, tenga uno solo de ellos la custodia, o ésta sea compartida, y estén casados o no los padres entre sí. Si el padre no lo ha reconocido, para que nazca esta obligación no estando casado con la madre, se necesita probar la filiación, que la ley presume, aceptando prueba en contrario en caso de hijo nacido en el matrimonio. Si los padres no tienen medios económicos, los abuelos en caso de tener recursos monetarios, deben hacerlo.

La manutención comprende el dinero necesario para brindarle al menor, alimentación, vivienda, vestimenta, educación, recreación, etcétera, dentro del nivel de vida e ingreso de sus progenitores. Si no hay acuerdo con respecto a la cuota de manutención que debe aportar el padre no conviviente, será fijada por el juez de acuerdo a cada caso particular y teniendo en cuenta los ingresos del demandado.

Los hijos adultos también tienen la obligación de manutención hacia sus padres, en caso de que éstos no tengan los ingresos necesarios para cubrir sus necesidades.