Concepto de multípara

La palabra multípara se aplica a la hembra que ha tenido en un solo parto varias crías. Es común en muchas especies, como por ejemplo entre conejos, ratones, perros y gatos.

En las mujeres es poco frecuente tener partos múltiples de modo natural. Sin embargo con los avances científicos para combatir la infertilidad muchas mujeres logran quedar embarazadas, pero la medicación las predispone a que más de un óvulo resulte fecundado, y así tener mellizos, trillizos, cuatrillizos, etcétera, siendo en 1971 el caso más extraordinario, donde nacieron 15 niños de un mismo parto. Son embarazos que requieren muchos más cuidados, siendo común en ellos el parto prematuro. El cuidado de muchos bebés al mismo tiempo implica también un gran desgaste psicofísico para los padres, especialmente para la madre.

Sin embargo en Medicina el uso del calificativo multípara se aplica a la mujer que ha tenido más de un hijo, no importa si al mismo tiempo o en partos sucesivos. Se diferencia de aquella que nunca ha dado a luz que recibe el nombre de nulípara y de la que ha tenido el primero, conocida como primípara. La que ha tenido cuatro o más es denominada gran multípara. Por regla general los partos de las primerizas o primíparas tardan mayor tiempo que el de las multíparas. En el embarazo, estas últimas mostrarán “una pancita” más grande, los síntomas aparecerán más temprano, y si tuvieron algún problema de salud con el primer embarazo es probable que reaparezca. Las gran multíparas tienen mayor riesgo de tener partos prematuros, pues el cuello del útero tenderá a abrirse más rápido y puede haber mayores posibilidades de hemorragia posparto.

Si luego de un tener su primer bebé, la madre que quiere tener más hijos, y convertirse en multípara, es recomendable que espere al menos seis meses para iniciar la gestación, para que se reestablezca el equilibrio hormonal de la madre.