Concepto de aceituna

La palabra aceituna, se originó en el término arameo zaytūnā, pasando al árabe como “āz-zaytūnah”. Se trata de un fruto pequeño, redondeado y comestible, del árbol del olivo, originario de las zonas mediterráneas de Grecia y Asia Menor, donde se lo cultivó desde hace unos siete mil años. Los romanos, en su creciente imperio, difundieron su cultivo y empleo; y en la Biblia se las menciona varias veces.

En la actualidad su cultivo se ha extendido a muchas zonas, además de la mediterránea, como Australia, Sudáfrica, Nueza Zelanda, China, Estados Unidos, Argentina y Perú, entre otros, siendo el mayor productor, España, a nivel mundial.

Este fruto, la aceituna, tiene un color verde oscuro, que se vuelve negro al madurar, y de allí que existan dos clases típicas de aceitunas conocidas, las verdes y las negras, aunque dentro de ellas hay muchas variedades. En el interior de las aceitunas, podemos encontrar un gran carozo, que cobija la semilla.

Las aceitunas, pueden comerse solas, como aperitivo, luego de ser maceradas, para quitarles el sabor amargo, que les da la oleuropeína (recién sacadas del árbol no pueden consumirse) o acompañando platos, a los que les otorga un característico sabor, fuerte y picante. La mejor manera de conservarlas, es en salmuera. Ejemplos: “Me gusta la pizza con muchas aceitunas”, “Si le agregas aceitunas a la ensalada le darás un toque particular” o “Este arroz con aceitunas está delicioso”.

Con 100 gramos de aceitunas, se consigue un aporte de 167 calorías. También proporcionan hierro, calcio, vitaminas A, E y C, grasas insaturadas, fósforo, magnesio, potasio y fibras. Son beneficiosas para el sistema cardiovascular, circulatorio y para aumentar el colesterol bueno, además de ser antioxidantes, fortalecer nuestro sistema inmune, el tránsito intestinal y combatir la anemia. Sin embargo, no son recomendadas para hipertensos, por su alto contenido en sal.

También se extrae de ellas, un aceite muy saludable, llamado aceite de oliva, que contiene ácido oleico, utilizado hoy para aliñar ensaladas y otras comidas, pero en la antigüedad también con fines rituales y para iluminación. Su uso cosmético aún se sigue aprovechando, lo mismo que su propiedad medicinal para aliviar las quemaduras, haciendo un emplasto con aceitunas machacadas y aplicándola sobre la zona de la piel afectada.

Las cosas que poseen ese tono verdoso oscuro, se dice que tienen color aceituna, por ejemplo: "Me compré un pantaón color aceituna" o "Sus ojos tienen un hermoso color aceituna".

Aceituna, es también el nombre de un pequeño municipio español, de la región de Extremadura, con una población de unos 600 habitantes.