Concepto de calcificación

El calcio es un mineral muy importante para nuestro organismo, que lo almacena casi todo en los huesos y en los dientes, haciéndolos más resistentes. El 1 % del calcio se ubica en el torrente sanguíneo, en los músculos y en el líquido intercelular. Gracias al calcio, que se obtiene a través de ciertos alimentos como los lácteos, vegetales con hojas verdes, pescados, tofu, aceitunas, alimentos con calcio añadido o suplementos de calcio, los músculos y los vasos sanguíneos se contraen y se relajan, se secretan adecuadamente las enzimas y hormonas y el sistema nervioso recibe adecuadamente los mensajes.

Llamamos calcificación al proceso por el cual se acumula el calcio en los tejidos corporales, endureciéndolos. Si hay exceso de calcio, y no se elimina por orina, esto puede resultar contraproducente, y aunque suele ser asintomático, en otros casos puede ser doloroso, ya que puede reducir la movilidad de los músculos que rodean al depósito de calcio, y al intentar usarlos, duelen.

Pueden producirse calcificaciones en las arterias, provocando una grave enfermedad, la arterioesclerosis, que suele acarrear enfermedades cardiovasculares o cerebrales.

La nefrocalcinosis, ocurre cuando hay exceso de calcio en los riñones, lo que está relacionado con los cálculos renales.

La acumulación de calcio en el tejido de las mamas, produce calcificaciones, que son, en general, benignas, aunque pueden ser indicadoras de cáncer de mama, si aparecen grupos densos y de formas irregulares, detectadas por mamografía o ecografía mamaria, por eso es importante realizar controles periódicos.

La calcificación hepática congénita, en la superficie del hígado, o intrahepáticas, son habituales, y en general, remiten con el tiempo.

No siempre las calcificaciones obedecen a la ingesta sobreabundante de calcio, lo que ocurre a través del abuso de los suplementos, sino que puede aparecer como hecho normal del proceso de curación de una lesión.

También pueden suceder las calcificaciones como consecuencia de otras enfermedades, como la de Paget, que es un trastorno óseo de tipo crónico, donde la descomposición ósea es demasiada, y se produce en el cuerpo un exceso de calcio. Los tumores, pueden ser otra fuente de calcificaciones en el tejido que afectan.

Las calcificaciones cerebrales, pueden dañar al cerebro o a su función. Pueden ser unilaterales, producto de traumatismos, infecciones o infartos, o bilaterales de origen fisiológico, metabólico o idiopático.

En general los diagnósticos de calcificaciones se obtienen a través de rayos X.

Buscar otro concepto