Concepto de aparato digestivo

Un aparato es una estructura formada por piezas interconectadas que cumplen una función, y digestivo, es el proceso por el cual ingerimos alimentos, que nos aportan nutrientes, ya que contienen lípidos, glúcidos y prótidos; los procesamos, haciendo que sufran una serie de transformaciones químicas; y los asimilamos; para luego eliminar los desechos improductivos. El aparato digestivo también es conocido como sistema digestivo, y sin él, no podríamos vivir, ya que necesitamos de energía para cumplir nuestras necesidades vitales.

El aparato digestivo está integrado por una serie de órganos huecos, que en sentido descendente son: la boca (dotada de dientes para la masticación y de la lengua que lleva el bolo alimenticio que se formó gracias a la saliva, hasta la garganta para ser tragado) el esófago; el estómago (donde los alimentos sólidos y líquidos se mezclan con los jugos digestivos. Las moléculas proteínicas son transformadas en peptosas y albuminosas, por la acción de la pepsina y el ácido clorhídrico, formándose el quimo) el intestino delgado (formado por el duodeno, el yeyuno y el íleon, adonde llega el quimo enviado por el estómago. Se digieren allí el agua, los carbohidratos y otros nutrientes, para pasar los desechos al intestino grueso (cuyas partes son, el apéndice, el ciego, el colon y el recto) lugar donde se forman las heces, para llegar al ano, que las expulsa.

Todos estos órganos, unidos entre sí por un largo y retorcido tubo, de un largo de 11 metros, reciben en su conjunto, el nombre tracto digestivo, que por el proceso de peristalsis logra transportar los alimentos a lo largo de ese tubo, usando la capacidad de los órganos que lo conforman de realizar movimientos peristálticos, por el cual mueven sus paredes, lo que pueden hacer por obra de su musculatura.

Por otro lado, también se compone el aparato digestivo, de órganos sólidos, que son el hígado, (órgano bilobulado, muy irrigado, y con capacidad de regeneración, que pesa unos 1.400 gramos, ubicado bajo el diafragma, que secreta bilis) el páncreas (situado por debajo y atrás del estómago) y la vesícula biliar, que almacena bilis, pues un pequeño órgano hueco, que podemos localizar en la cara inferior del hígado.

Son varias las enfermedades que pueden afectar a los órganos que componen el aparato digestivo o a su funcionalidad, entre ellas podemos mencionar a la enfermedad celiaca, el síndrome del colon irritable, a la enfermedad inflamatoria intestinal, al cáncer que afecte a uno de sus órganos, a la úlcera péptica y a la gastroenteritis.