Concepto de azorado

La palabra azorado, se refiere a la acción y al resultado de la acción de azorar, verbo que se originó a partir del sustantivo azor ( a su vez, del latín “acceptor”, que se integra por “ad” en el sentido de “hacia” y por “capere” que puede traducirse como capturar) que se usa para nombrar a un ave de rapiña, oriunda de las altas montañas; agresiva, grande y robusta, de alas redondeadas, y larga cola, que caza muchos animales, como liebres, conejos, palomas, cuervos, ardillas, y es usada por el hombre, cuando practica cetrería, en la caza de perdices, para asustarlas y hacerlas volar, para que luego sean atrapadas por los halcones.

Esto trajo como consecuencia, que el verbo azorar sea empleado, por extensión, como sinónimo de atemorizar, sorprender o asustar; y, azorado, es el que queda alarmado, inquieto o turbado por alguna situación, que impresiona sus sentidos o lo conmueve emocionalmente, sea para bien (en algunos pocos casos) o para mal, en la mayoría.
El que está azorado, combina en sus emociones, el miedo, la sorpresa, la turbación, el asombro, la inquietud, y, a veces, la vergüenza. En muchos casos, la respuesta del sujeto ante la situación que lo azora, es quedarse paralizado, sin saber qué actitud tomar; o sobresaltarse.

Ejemplos de uso del término:

"Sintió el estruendo, y, azorado, corrió a esconderse", "Los efectos de las inundación fueron tan devastadores, que la comunidad quedó azorada", “El niño quedó azorado cuando su perrito escapó de sus brazos y cruzó la calle delante del automóvil, cuyo conductor, por fortuna, pudo frenar a tiempo”, “Quedé azorado por la respuesta grosera de mi jefe, ya que no esperaba tal contestación”, “Tras quedar azorado por la noticia de que seré abuelo, siendo mi hija aún una adolescente, me recuperé,2 y la abracé con amor, dándole todo mi apoyo, para recibir esta nueva vida” o “La mujer quedó azorada al comprobar que en pocos minutos, cuando salió de compras, los ladrones le robaron todas las pertenencias de su vivienda, entrando por una ventana que había quedado mal cerrada”.