Concepto de berilio

El berilio (Be) es un metal alcalinotérreo, igual que el magnesio, el calcio, el bario, el estroncio y el radio y conforman en la tabla periódica, el grupo II. La característica distintiva de los integrantes del grupo, que se obtienen por electrólisis de sus halógenos fundidos o también por reducción, es que tienen en su última órbita dos electrones, siendo por esta razón, menos activos que los alcalinos.

El descubrimiento del berilio, ocurrió en el siglo XVIII, y se debe al químico francés, Louis Nicolas Vauquelin, quien, en 1798 lo halló en forma de óxido, en el berilo y en la esmeralda de Brasil. El químico alemán, Friedrich Wöhler y el químico francés, Antoine Bussy, lograron aislarlo, de forma independiente, en el año 1828, al hacer reaccionar, potasio con cloruro de berilio.

El número atómico del berilio es 4, es ligero, duro pero quebradizo, de alta tenacidad, de color gris y tiene un alto punto de fusión.

Se encuentra especialmente en combinación con el mineral berilo y puede extraerse de rocas graníticas intrusivas. Su producción se hizo masiva a partir de la segunda década del siglo XX.

Las aleaciones de cobre-berilio se usan para producir herramientas no magnéticas, conectores y cables, ya que es buen conductor térmico y aislante eléctrico. En la industria electrónica y en reactores nucleares se emplea el óxido de berilio, siendo muy efectivo para reducir la velocidad de los neutrones y reflejarlos. En Medicina, se usa para las maquinarias de diagnóstico por rayos X, que emplean finas láminas de berilio, con el objetivo de filtrar la radiación visible.

El berilio es tóxico, ya que, tanto el polvo como el humo, pueden ser causantes de una enfermedad crónica, llamada berilosis, que afecta seriamente a los pulmones, siendo potencialmente mortal; y son perjudicados, principalmente a quienes trabajan con él. Se detectó por primera vez, como enfermedad profesional en el año 1946, en Massachusetts, entre los obreros de una fábrica de lámparas fluorescentes. Actualmente se han reducido los casos, por las normas de protección ambiental, siendo Estados Unidos el principal productor de berilio del mundo.

Si bien, de modo natural el berilio está en el aire, en forma de polvo, y, por la desintegración rocosa, entra en el agua; el mayor problema es la actividad industrial, cuyas emisiones llegan a la atmósfera y al agua, de modo mucho mayor. Los peces no acumulan berilio en sus cuerpos, y el resto de los animales, lo excretan; pero, puede estar presente en algunas frutas, como las peras y en ciertas leguminosas.

Buscar otro concepto