Concepto de bíceps

La palabra bíceps se integra con dos términos procedentes de la lengua latina: “bi” = “dos” y “caput” = “cabeza”. Se aplica a dos tipos de músculos estriados, que por ende son de color rojo, su contracción es rápida y voluntaria y se insertan en los huesos por medio de un tendón.

El bíceps braquial es un músculo par, de formato alargado, cilíndrico, abultado en la zona central, llamada cuerpo o vientre, que se divide en su extremo superior, en dos inserciones. Una de esas “cabezas”, es corta, interna y se origina en la apófisis coracoides; la otra es larga y se origina en la escápula.

Las arterias bicipitales lo vascularizan, y la inervación es debida a una rama del nervio musculocutáneo.

El bíceps recubre al músculo coracobraquial, que permite movimientos rápidos, y al músculo braquial anterior, que faculta la flexión del brazo. Se conecta al omóplato en dos zonas, extendiéndose por la superficie frontal del hueso húmero y a través de un tendón se inserta en el radio.

La lesión más habitual del bíceps braquial, es la tendinitis bicipital, que ocasiona dolor y problemas de movilidad del brazo.

El bíceps femoral o crural, se encuentra en la región externa del muslo, perteneciente, junto al semitendinoso y al semimembranoso, al grupo de músculos, llamados isquiotibiales.

El bíceps femoral surge en la pelvis, pero, mientras la cabeza larga tiene inicio junto al tendón del semitendinoso, en la tuberosidad isquiática; la cabeza corta tiene origen en la línea áspera del fémur.

Se dirige, al salir de la pelvis, a la parte lateral del muslo, recorriéndola, y forma un tendón amplio, luego sigue hacia la rodilla, donde está el cóndilo externo del fémur y se inserta en la cabeza del peroné y en la tuberosidad externa de la tibia.

La función del bíceps femoral es rotar la pierna hacia afuera y la flexiona sobre el muslo, y extiende, con su porción larga, el muslo sobre la pelvis; rotando, además, la cadera, lateralmente.

Tanto el bíceps braquial como el femoral, pueden beneficiarse y fortalecerse con ejercicios de estiramientos y flexiones. Para ganar fuerza en los brazos, se recurre al curl (flexión para trabajar el bíceps) con barra olímpica, o a un ejercicio más pesado, que es con barra Z. También puede hacerse con mancuernas.

Buscar otro concepto