Concepto de cascada

La palabra cascada tuvo origen como participio del verbo latino “casicare”, a su vez de “cadere” en el sentido de “caer”, que fue tomada como “cascata” por el italiano, llegando, desde allí, al español.

Como accidente geográfico natural, una cascada, es un curso de agua, de caudal variable (si es mucho, se habla de catarata) según la época del año; que cae, abruptamente, por la fuerza de gravedad, pero sin absoluta verticalidad, como ocurre en los saltos (los que, además, son estrechos) precipitándose con diferente nivel de fuerza, desde determinada altura al encontrarse con un acantilado o con un desnivel muy pronunciado del terreno, provocando un enorme impacto visual, y siendo, por ello, la zona que cuenta con cascadas, un sitio de atracción turística, resultando, también, en algunos casos, un medio de producción de energía hidroeléctrica.

Para dar ejemplos de cascadas, podemos nombrar entre otras, las siguientes:

La cascada Nido de Águila, está ubicada dentro del Parque Nacional Huerquehue que se sitúa en la cordillerana Región de la Araucanía, cerca del Lago Caburga, en Chile. En este lugar, también puede admirarse, la cascada Trufulco.

Otras cascadas, son las de Epupa, en el río Kunene en Namibia, que algunos califican de cataratas, y las de Ouzaoud en el centro de Marruecos, con una altura de unos ciento diez metros.

En Informática, y, específicamente en Ingeniería de software, se conoce como “desarrollo en cascada”, al método de ordenación de las etapas que llevan a desarrollar un software, caracterizado porque el inicio de cada una de las etapas debe aguardar a que termine la anterior, previo a una revisión final, que habilita a pasar a la fase siguiente.

En electricidad se les dice acoplamientos en cascada, a los que se realizan en serie.

Cualquier serie de sucesos, ideas o emociones, que se desencadenan unos tras otros, en grandes cantidades, se dice que son en cascada, por ejemplo: “Los contagios epidemiológicos aparecieron en cascada y son muy difíciles de frenar”, “Mi profesor es demasiado exigente, nos da tareas en cascada y no podemos resolverlas a todas”, “Luego del controversial discurso del dirigente político, los periodistas le hicieron preguntas en cascada”, “Los malos pensamientos, aparecían en mi mente en cascada, tras el diagnóstico que confirmaba mi enfermedad” o “Nos reunieron a todos los empleados y empezamos a dar ideas todos juntos, en cascada, para generar un buen plan de negocios”.

Con respecto a la voz, se dice que alguien la tiene cascada, cuando carece de fortaleza y vigor, manifestándose, débil y temblorosa, por ejemplo: “El anciano, con voz cascada, le pedía por favor a un joven que lo ayudara a cruzar la calle”.