Concepto de circuncisión

La palabra circuncisión procede de la unión de los siguientes términos latinos: “circum” que indica “alrededor” y el verbo “caedere” que significa “cortar”.

La circuncisión fue practicada ya entre los egipcios en el siglo V antes de nuestra era, mencionado por el historiador de la época, Heródoto.

La circuncisión es un ritual religioso practicado por judíos y musulmanes que consiste en cortar la piel que rodea y cubre la parte inferior del pene, que se denomina prepucio, y con ello el glande queda sin cubrir. La intervención no requiere sutura, aunque sangra bastante. Se venda, y cicatriza aproximadamente en una semana.
Para los judíos la “Brit Milá” debe hacerse a los ocho días de producido el nacimiento del niño, en conmemoración al pacto celebrado entre Dios y Abraham, que fue el primer judío circuncidado, según lo relata el Antiguo Testamento, que obliga a todos sus descendientes a adoptar dicha práctica. Es realizada por un experto en rituales y cirugía de este tipo al se le llama “Mohel”.

Entre los musulmanes la circuncisión o “al-Jitan” se realiza a los siete años de edad del niño, y aunque es realizada obligatoriamente, no está como mandato en el Corán.

Tanto para judíos como para musulmanes la circuncisión en general se acompaña de festejos.
Es probable que los nativos americanos también se circuncidaran según lo relatado por Cristóbal Colón.
Si bien es un ritual religioso, esta cirugía suele hacerse en Estados Unidos a todos los bebés recién nacidos, como medida sanitaria, ya que es preventiva del cáncer de pene, de enfermedades de transmisión sexual y de infecciones urinarias. También se realiza en casos de fimosis.