Concepto de deglución

Deglución es la acción y el efecto del verbo deglutir, del latín “deglutire”. Se integra por “de” que indica una dirección descendente”, y por “glutire”, que alude a la acción de tragar.

La deglución es el proceso fisiológico por el cual, los alimentos pasan desde la boca hacia el estómago. Los alimentos, entran en la cavidad bucal, donde son masticados por los dientes, reciben humectación de la saliva, y la lengua arma con ellos una masa pastosa (el bolo alimenticio). Todo esto conforma una actividad voluntaria y consciente. Al ser tragado, el bolo alimenticio, impulsado por movimientos de la lengua, pasa a la faringe, luego al esófago y, posteriormente, al estómago, sin intervención de la voluntad, ya que el paso del alimento se produce por medio de movimientos peristálticos. En la deglución, que es un acto controlado por el sistema nervioso central, con actuación interdependiente de sus centros, tienen participación más de treinta músculos.

La deglución es un acto instintivo y natural, pero pueden existir inconvenientes y producirse una deglución incorrecta, lo que se conoce con el nombre de disfagia, y que provoca problemas al tragar, que pueden ser molestias, dolores, o directamente, la imposibilidad de hacerlo. La persona con disfagia puede sentir acidez estomacal y adelgazar sin causa aparente. Puede ocasionar atragantamiento o neumonía por aspiración. Entre las muchas causas de disfagia, podemos nombrar a la existencia de tumores bucales, haber sufrido un accidente cerebrovascular (ACV) padecer Parkinson o Alzheimer, etcétera.

La deglución atípica, por otra parte, es una anomalía de la deglución, que se produce por un movimiento incorrecto de las estructuras presentes en la boca, como el caso de que los dientes superiores no estén en contacto con los inferiores, la lengua se coloca al tragar entre los dientes y no en el paladar, falta tono muscular en las mejillas, etcétera. La mala actividad lingual, provoca una tendencia a respirar por la boca, se mastica con los dientes, sin usar los molares, hay mordida abierta, se hacen ruidos al tragar, entre otros síntomas. El uso de chupete o biberón más allá del tiempo recomendado, favorece la deglución atípica. En los bebés que no comen todavía alimentos sólidos, o sea, en la fase de lactancia, la lengua se coloca entre el maxilar superior y el inferior. Cuando se empieza a comer sólidos, la lengua, se debe apoyar en la parte anterior del paladar para poder tragar La falta de piezas dentales, también la ocasiona.

Buscar otro concepto